Muy bien que se haya destapado la crisis ambiental en Quintero, con todo lo que esto trae aparejado, investigación, culpables, condenas e indemnizaciones a los afectados, pero la investigación debe ser retroactiva, porque este grave episodio tóxico no comenzó ayer, lo que corresponde es que todos aquellos directivos de las empresas involucradas, como también las autoridades gubernamentales vigentes en las diferentes épocas en que ya se emitían gases tóxicos a los cielos y a las aguas de Quintero, también den la cara, enfrenten la justicia y expliquen con lujo de detalles su omisión e irresolución ante esta grave crisis ambiental, porque la sensación que queda es que todas las penas del infierno, hoy se las lleva quién le tocó destapar la olla, y de los anteriores involucrados, bien gracias, Quintero y su gente merece las explicaciones, de todos, todas y todes y que haya justicia y reparación al daño causado... Luis Enrique Soler Milla

 

 

 

X