El pasado 30 de Septiembre, la Presidenta dio a conocer el presupuesto de la nación para el año 2016, el proceso consta de 4 etapas Formulación, discusión en el congreso y ejecución. Durante los primeros días de octubre los parlamentarios estudian el presupuesto, proceso el cual esperamos todos sea a conciencia y se haga de manera responsable, hasta el 30 de Noviembre el congreso tiene plazo para despachar el proyecto para que sea promulgada la ley y a contar del 1 de Enero esta entra en vigencia.
Tres cuartas partes del ingreso del gobierno provienen de la recaudación tributaria, el resto proviene de utilidades de empresas publicas, si analizamos el crecimiento en una década vemos como el presupuesto se ha duplicado llegando a los 61 mil millones de dólares.
Durante la primera administración Bachelet el país creció a un 3,3% y el gasto publico creció en un 10,5%, casi tres veces el crecimiento, durante la administración Piñera la economía crecía a un 5,3% y el gasto publico creció un 4,2%, es decir, un crecimiento responsable, en esta etapa vemos un crecimiento del 2,0% y un gasto que ha aumentado un 8,1% en promedio. 
Para los chilenos los temas a los cuales el gobierno debiese destinar mas tiempo son Delincuencia, Salud, Educación, sueldos, corrupción, pobreza y Empleo. Áreas en donde existe un aumento del presupuesto, pero que no reflejan una mejor gestión, varias tienen solo un 30% de evaluación positiva, las tres peor evaluadas son Delincuencia, corrupción y Transantiago.
Necesitamos un presupuesto fuerte, que busque el desarrollo, que entienda las necesidades, responsable en el sentido de entender la compleja situación económica que vive el país, ahí felicito al Ministro Valdés que hizo comprender a los partidos de gobierno la estreches fiscal y la austeridad que se debe tener, muy por el contrario de su antecesor.

Otras columnas de este autor

 

 

 

X