No estoy de acuerdo con la opinión de Don Andrés Zaldívar de no invitar al presidente de Venezuela a la ceremonia del cambio de mando, porque “está cayendo de Maduro” que los más beneficiados con su presencia en Chile, serán los venezolanos que aún siguen sobreviviendo a su gobierno, sí porque en una de esas, se contagia con nuestro espíritu democrático, en donde la alternancia en el poder es la gran protagonista de la fiesta de nuestra democracia el 11 de marzo..., y al  comprobar en vivo y en directo, de la gran cantidad de sus  compatriotas, que rehacen sus vidas en nuestro Chile, tras verse angustiados  por las escasísimas oportunidades de surgir que les ofrece su resistido sistema de gobierno por todos los países que gozan y disfrutan de una plena democracia...y además cero posibilidades de que su presencia en Chile y su discurso nos contagie, los chilenos estamos debidamente  “vacunados” e inmunes  ante cualquier intento de instalar en La Moneda, regímenes   como los que promueve Nicolás Maduro por sus seguidores locales.

Luis Enrique Soler Milla

 

 

 

X