La Reforma Educacional, en todos sus niveles -preescolar, básico, medio y superior- ya comienza a ser palpable, aunque es cierto que en algunos aspectos es necesario mejorar su implementación.En la Región de Coquimbo ya hay unos 8 mil alumnos de Educación Superior que accedieron a la gratuidad para estudiar, y dejaron en el olvido los costosos créditos universitarios. En la Cámara de Diputados esta semana dimos un paso más en esta dirección, al aprobar en su primer trámite la Reforma a la Educación Superior, que permitirá a partir del próximo año que los estudiantes de familias que estén entre el 60% de menores ingresos puedan estudiar sin tener que pagar. Queremos que en los próximos años otros estudiantes se vayan sumando a la gratuidad y en el programa de nuestra candidata presidencial, Carolina Goic, proponemos llevar la gratuidad al 70% de las familias con menores ingresos, como también esperamos que en su segundo trámite en el Senado se pueda perfeccionar este proyecto en aspectos para los que no alcanzaron los votos.En el caso de la Educación Básica y Media, según cifras oficiales, el 98% de los establecimientos del país ya son, se han convertido o iniciaron los trámites para ser sin fines de lucro, lo que permitirá que progresivamente los apoderados dejen de hacer copago y sea el Estado el que asuma este costo. Pero es cierto que hay problemas de implementación en algunos casos y por ello hay 15 establecimientos de la región que informaron su decisión de pasar a particulares pagados. Por eso le pedimos al Gobierno estudiar todos los ajustes necesarios para que estos colegios se puedan acoger a la nueva ley, e incluso estamos disponibles para tramitar una nueva normativa que resuelva estos problemas y evitar que alumnos deban cambiarse de colegio por no poder costear un aumento de matrícula y mensualidad.Y en la Educación Preescolar también hay importantes avances. En todas las provincias de la región e incluso en pequeñas localidades se construyen nuevos jardines infantiles y salas cuna, que permitirán crear 4.000 nuevos cupos para distintos niveles, porque según  todos los estudios, el acceder a un jardín infantil, donde se promueve el aprendizaje y se estimulan procesos de socialización, hay alimentación y cariño, hacen la diferencia cuando niños y niñas son jóvenes y adultos.Aspectos positivos de la reforma educacional ya se ven, y corresponde hacer mejoras en aquellos aspectos deficientes. Se lo debemos a los niños y jóvenes de Chile. 

 

 

 

X