Hoy, quienes creemos que Chile debe recuperar el camino que perdió hace 3 años, tenemos la posibilidad de hacer un cambio. La Región de Coquimbo, debe recuperar lo que nunca debimos haber perdido, ya que hasta finales del 2014, el entonces presidente Piñera había dejado una región pujante y con muchas expectativas.Sin embargo, hoy, gracias a malos diagnósticos, políticas públicas y escasa gestión de parte de este Gobierno, somos la Región líder en resultados negativos. En materia de empleo, tenemos un 7,7% de desempleo, lo cual, y como todos sabemos, además de ser extremadamente malo, es bastante mentiroso, ya que incluye el trabajo por cuenta propia como empleo formal. Por otra parte, también estamos primeros en el ranking en materia de la cantidad de personas que tienen la calidad de deudores y de liquidaciones de empresas. Asimismo, la llevamos en materia de inseguridad, donde de acuerdo a lo números que emanan desde la propia autoridad somos la región donde más han aumentado los delitos. Sin ir más lejos, esta semana fuimos testigos del horrendo homicidio de un conductor de colectivos. Paralelamente, cuando este gobierno se vanagloriaba con su reforma educacional y que la defendían a todo evento, se olvidaron de que esta región es la que contaba con la mayor cantidad de colegios particulares subvencionados a nivel nacional, y hoy por hoy es la Región con el mayor número de establecimientos que derechamente pasaron a ser particulares, afectando a esa enorme clase media que tenía al menos un respiro para pagar y elegir su establecimiento educacional. Finalmente, cuando revisamos la salud, sin duda que como Región es en la que menos se ha invertido en estos 3 años, ya que todo lo que se estaba avanzando, por caprichos políticos, ahora están a fojas cero; el hospital de Illapel, el de Salamanca, el CDT o el nuevo hospital de Ovalle, a media máquina. Para que hablar de infraestructura vial, simplemente no hay nuevos proyectos. El tema que preocupa, pero que parece que nuestras autoridades no ven, es que no se trata de números o porcentajes, sino que son familias de la región que lo están pasando pésimo. Por eso hoy tenemos la oportunidad de empezar a hacerlo y recobrar el liderazgo positivo que como Región nunca debimos haber perdido.

 

 

 

X