Ante la solicitud del dirigente del Consejo de Todas las Tierras, Aucán Huilcamán al Gobierno para que les sean asignados 12 escaños en el Congreso, 10 diputados y 2 senadores a los pueblos originarios y mapuches, para que defiendan sus derechos, entre las razones esgrimidas es que los mapuches son más de un millón de personas..., entonces los pensionados que reciben paupérrimas pensiones, los profesores que siguen esperando que les paguen su eterna deuda, los enfermos que siguen esperando para ser atendidos en centros de salud en eternas colas, los alumnos que no han visto satisfechas sus diversas demandas en el tiempo, los chilenos que siguen viviendo hacinados en campamentos, los integrantes de la tercera edad que se sienten abandonados por la sociedad, igualmente que niños y jóvenes vulnerables, las minorías sexuales, los afectados por contaminación de metales pesados y basurales por nombrar solo algunos grupos, en que cada uno debe sumar fácilmente más de un millón de personas, también tendrían todo el derecho de solicitarle al Gobierno tener sus propios representantes en el Congreso, tanto como diputados y senadores designados, para que defiendan sus derechos, personas que tengan sus mismos problemas; En el pedir no hay engaño, pero lo más indicado es que las personas que lleguen al Congreso cumplan un estricto proceso de selección, en diversas materias, personales, profesionales y laborales, y no como hoy que solo basta la Licencia Secundaria y Respirar que a su vez hace crecer exponencialmente la presencia de asesores para apuntalarlos en sus labores legislativas... Más que cantidad, Chile necesita calidad... Luis Enrique Soler Milla

 

 

 

X