Con el paso del tiempo, las diferentes empresas nacionales e internacionales han ido perfeccionando la aplicación de medidas de seguridad y desarrollo de actividades que permitan mejorar los estándares de prevención de riesgos en el trabajo. Es así, como  dichas entidades han podido avanzar en forma considerable en todo tipo de metodologías y estrategias que han permitido hoy en día  contar con trabajadores que se desempeñen en empresas más seguras.

En esta constante y progresiva mejora de la prevención de riesgos del trabajador, es donde vale la pena detenerse y reflexionar respecto a la importancia que tiene dentro de la prevención además de lo mencionado con anterioridad, el poder contar con “Trabajadores Saludables”, entendiéndose por ellos personas que simplemente se encuentran en un peso normal, que por lo mismo se alimentan en forma adecuada, realizan actividad física al menos una o dos veces por semana y que se encuentran en equilibrio emocional gracias a las bondades que les da el ejercicio físico.

Un trabajador saludable tendría mayores probabilidades de prevenir accidentes, ya que el estar en una completa armonía física y mental, desde el punto de vista psicológico  permite entre algunas cosas:

·         Estar más concentrado en cada una de las actividades que desarrolla y de esta forma evitar accidentes ocurridos por falta de concentración.

·         Mantener un buen estado de ánimo, lo que mejora las relaciones interpersonales, la comunicación con los demás, y por ende la correcta coordinación de las diferentes tareas del trabajo.

·         Dormir mejor, para de esta manera tener un descanso adecuado que ayude a estar alerta a posibles situaciones de riesgo.

·         Disminuir el estrés y las preocupaciones tanto en el hogar, como en el lugar de trabajo.

 

Desde el punto de vista físico  permite:

 

·         Evitar enfermedades o accidentes ocasionados por el sobrepeso o la obesidad (hipertensión arterial, diabetes, accidentes cerebrovasculares, infartos cardiacos, etc.)

·         Utilizar mejor el cuerpo ante situaciones de riesgo (caídas, trabajos en altura, situaciones en las que se debe reaccionar y coordinar rápidamente los movimientos, etc.).

·         Evitar enfermedades musculares y óseas ocasionadas por la falta de actividad, lo que amplia la posibilidad de movimientos para una mayor seguridad de estos.

·         Evitar dolencias ocasionadas por la constante permanencia del cuerpo en determinadas posiciones, lo que permite realizar los movimientos propios del trabajo de manera confortable y segura.

Es por lo anterior, que el contar con “Trabajadores Saludables” se transforma en un pilar fundamental para la prevención de riesgos tanto a nivel personal como laboral. La preocupación de diferentes empresas por la buena calidad de vida de sus trabajadores, es sin duda una herramienta clave para evitar accidentes laborales.

Máster Gratuito en Marketing Digital