Que la Teletón le paga a “Don Francisco” y a los animadores un porcentaje de las ganancias de la recolección, que las empresas lucran con el evento y que disminuyen impuestos, que es una competencia entre los canales de televisión por quién figura más… Así suman y siguen los “mitos” que rodean el espectáculo televisivo, que este año viene bajo el lema de “El abrazo de Chile”.

Pese a esto, la historia es distinta para los más de 26 mil niños y niñas que se ven beneficiados con esta cruzada que, al parecer, no está tan llena de frivolidades.

Derribando mitos

Si bien, tanto los personajes televisivos como el propio “Don Francisco” han desmentido que reciban efectivamente dinero, especialmente el reconocido animador por su condición de director honorario (no hay desglose sobre ello en las memorias anuales consultadas), sí se puede conocer en los registros de estados financieros de la Fundación Teletón, que en 2015 recibieron unos 36 mil millones de pesos ($36.126.434.717).

Recordemos que pese a que se consideraba llegar a una meta de 28 mil millones de pesos, ese monto fue ampliamente superado con las donaciones que se fueron contabilizando posteriormente.

De acuerdo al informe al que tuvimos acceso en BioBioChile, a fin de año se realizaron 710.189 atenciones a pacientes y 1.061 cirugías a nivel nacional; a lo que se suman gastos en la mantención de recintos y pagos a profesionales de planta, quedaron con un saldo a favor de poco más de 8 mil millones de pesos ($8.366.000.000).

¿Don Francisco cobra?

Como decíamos, es algo que no podemos comprobar. Sin embargo, y tras una revisión del estado financiero publicado en la Memoria Anual de la Teletón y su saldo actual a favor, es poco probable.

Esto, por que en el caso que Mario Kreutzberger recibiera un 5% de las ganancias de la Teletón (como cuenta el mito popular) acorde al año pasado, el reconocido animador habría recibido $1.806.321.736 y los demás animadores un 25% a repartir del total (también según el mito popular), es decir, poco más de 9 mil millones de pesos ($9.031.608.679).

De ser así, la cruzada actualmente tendría un déficit de unos $2 mil millones ($2.471.930.415), por lo que se hace difícil sostener este supuesto de que entre los “famosos” acaparan un 30% de los recursos que ponen todos los chilenos en la jornada solidaria.

¿Ganan o no ganan las empresas?

Otro de los mitos es lo que dice relación con los aportes de las empresas patrocinadoras del evento, ante la posibilidad de deducir impuestos donando importantes sumas a la Teletón.

Para aclarar este punto, es necesario señalar que la Ley de Donaciones permite beneficiar a las empresas “solidarias”, ya que les da la posibilidad de descontar, como gasto o crédito contra el impuesto, parte o el monto total de la donación.

La abogada en Derecho Tributario, Andrea Maluge, explicó a BioBioChile que la ley establece que ante donaciones a este tipo de organizaciones, “las empresas pueden obtener un crédito para el pago de impuesto por el 50% de la donación que realicen, siempre y cuanto ésta no exceda del 5% de su Renta Líquida Imponible, para empresas de Primera Categoría, y de un 20% de su ingreso con un tope de 320 UTM mensuales para aquellas que operan según el Impuesto Global Complementario (personas naturales)”.

Para explicar esto con un ejemplo, tenemos a una empresa X, cuyas utilidades fueron $50.000.000. Por estas utilidades el impuesto a pagar sería un 22,5%, en el caso que no hubiera realizado donación alguna, lo que sería el equivalente $ 11.250.000, obteniendo en este caso, una ganancia final de $ 38.750.000.

Si la empresa realiza una donación a la Teletón, por un monto que asciende a $ 1.000.000, obtiene un crédito de $ 500.000 (50%) contra el impuesto, esto es, paga por concepto de impuesto el total de $ 10.750.000, y obtendría una ganancia final de $39.250.000.

Por tanto, las empresas obtienen una ganancia económica al donar a organizaciones sociales sin fines de lucro como la Teletón. Por otro lado, el Estado termina recibiendo menos impuestos y menos ingresos para sus arcas, lo que sería “el sacrificio” del aparato gubernamental para incentivar este tipo de prácticas en las empresas.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X