Crédito fotografía: 
Referencial
La mujer abusó sexualmente de los tres niños durante dos años y medio. Dejó de hacerlo unos meses antes de su arresto en 2016.

Una terrible historia quedó al descubierto en Australia. Una mujer confesó en el Tribunal del distrito de Newcastle que se grabó abusando sexualmente de sus tres hijos pequeños para luego enviar los videos a pedófilos con la esperanza de que se enamoraran de ella.

Así lo consignó el diario local The Newcastle Herald, donde indican que la mujer oriunda de la zona de Hunter, se declaró culpable de siete cargos de agresión sexual agravada contra menores de edad, además de difusión de pornografía infantil.

El fiscal Paul Marr le dijo al juez Phillip Mahony que la mujer no había sido amenazada para producir el material y que había mentido a la policía en dos entrevistas después de su detención.

La abogada defensora Rebecca Suters señaló a la corte que su clienta había sido motivada por un “deseo de complacer” a los hombres a los que le estaba enviando los videos. En un intercambio de mensajes, se ve que ella llama “Papá” a uno de esos hombres, quien se identifica a sí mismo como un “pedo” (abreviatura de “pedófilo”).

“Envió los videos (por internet) con la idea de que esa persona la amaría y querría estar con ella por eso”, indicó Suters al tribunal.

La mujer abusó sexualmente de los tres niños durante dos años y medio. Dejó de hacerlo unos meses antes de su arresto en 2016.

Durante la audiencia quedó de manifiesto que la mujer negó completamente las acusaciones cuando fue aprehendida la primera vez, pero en que una segunda entrevista lo admitió a medias y culpó a otros de su comportamiento.

En esa ocasión, dijo llorando que había descubierto a un hombre que abusaba de una de sus hijas y que éste la había obligado a participar. Meses después, en una tercera declaración admitió haber cometido gran parte de los abusos.

Desde entonces, la mujer ha enviado cartas a sus hijos expresando vergüenza y arrepentimiento, según su abogada.

Sin embargo, el fiscal dijo que su actuar “demuestra que no solo mintió a la policía sobre la participación de ella misma sino que lo hizo de una manera emotiva y convincente”.

La sentencia se entregará el próximo mes, arriesgando cadena perpetua. La identidad de la mujer no se reveló a los medios, ya que de esta forma se podría identificar a los niños.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X