Crédito fotografía: 
Twitter Beneficiencia de Lima
Los esposos fueron detenidos tras intentar salir de Perú el pasado 25 de agosto con los dos bebés nacidos el 28 de julio bajo maternidad subrogada o comúnmente llamado vientre de alquiler.

El ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables de Perú entregó el domingo sus mellizos, nacidos por vientre de alquiler, a los esposos chilenos Jorge Tovar y Rosario Madueño, un día después de haber sido excarcelados por una denuncia de trata que fue desestimada por una corte de apelaciones.

El ministerio peruano informó que "luego de brindar protección integral a mellizos, el día de hoy (domingo) el #EquipoMIMP los entregó a su familia".

Los esposos Tovar-Madueño llegaron a las instalaciones del Puericultorio Pérez Araníbar para recibir a sus niños, nacidos el pasado 28 de julio, después de haberse sometido a un tratamiento de maternidad subrogada.

"Estoy deseosa de tomarlos en brazos, lo importante ahora es que nos vamos a juntar con ellos", declaró Madueño a los periodistas en el lugar.

La pareja chilena recuperó su libertad, tras haber sido recluidos en cárceles del Callao el pasado lunes, después de que las pruebas de ADN confirmaron que Tovar es el padre biológico de los niños y que no había mayor evidencia sobre un presunto delito de trata de personas.

Los esposos fueron detenidos tras intentar salir de Perú el pasado 25 de agosto con los dos bebés nacidos el 28 de julio bajo maternidad subrogada o comúnmente llamado vientre de alquiler.

En una audiencia pública, la Primera Sala Penal de Apelaciones del Callao ordenó la inmediata liberación de los esposos, pero la pareja seguirá siendo investigada por el presunto delito de falsedad ideológica, razón por la cual deberá permanecer en Perú, según dispuso la sala.

El tratamiento de fertilidad de los esposos empezó en 2013 en una clínica de Lima y en el interín Madueño sufrió tres pérdidas, razón por la cual los médicos le recomendaron optar por el vientre de alquiler, con un óvulo donado y el esperma del esposo.

Hubo un acuerdo previo con una mujer, que accedió a llevar el embarazo a término, y tras el nacimiento el 28 de julio, la pareja de esposos registró a sus mellizos en Perú, antes de intentar llevarlos consigo a Chile el pasado 25 de agosto.

La fiscal Rosario Carpio indicó que "lo que no está permitido es que la documentación quede a criterio de una persona que no tiene autoridad para decidir".

"No existe legislación al respecto. Eso tiene que determinarlo la justicia. Tiene que haber un control de este tipo de filiaciones", expresó Carpio.

El delito de trata de personas conlleva una pena no menor de 25 años de cárcel, aunque en Perú la maternidad subrogada no cuenta con un marco normativo explícito que la regule, por lo que no está permitida ni prohibida.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X