Crédito fotografía: 
EFE
"El virus no discrimina, pero los efectos si lo hacen, considerando que mucha gente no tiene posibilidad de acceder a derechos básicos claves para su bienestar", dijo la alta comisionada.

La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, llamó este miércoles a aprovechar la situación provocada a nivel mundial por la pandemia del coronavirus para "repensar" el papel del Estado en las políticas económicas en relación al bienestar de los ciudadanos.

Así lo comentó la también expresidenta durante una videoconferencia organizada por la Universidad de Chile en la que animó a "preservar la vida" como idea máxima, pero también "cuidar cómo se vive".

"¿Salud o economía? Esa es una controversia falsa. Lo que hay que hacer es preservar la vida, pero también hay que cuidar cómo se vive", expresó.

Bachelet indicó que es necesario mantener un enfoque de DD.HH. en las acciones para combatir la expansión del coronavirus en el que prevalezcan los derechos ciudadanos "poniendo la vida como principio fundamental".

"Hay que volver a principios fundamentales como fortalecer el sistema de salud que permita enfrentar el control de esta y muchas enfermedades. Además, hay que presentar información que permita a la población entender por qué se toman las medidas que se dictan", afirmó la alta comisionada de la ONU.

En ese sentido, puntualizó la importancia de poner atención a la población que no tiene garantizados sus derechos básicos, como vivienda o acceso a agua potable, ya que tienen mayor dificultad para establecer las medidas de seguridad establecidas para prevenir el contagio de la COVID-19.

"El virus no discrimina, pero los efectos si lo hacen, considerando que mucha gente no tiene posibilidad de acceder a derechos básicos claves para su bienestar", señaló.

Bachelet también se refirió a la necesidad de que los Gobiernos sean transparentes con la ciudadanía en la entrega de información para fomentar la confianza ciudadana en la administración de la crisis sanitaria en cada país.

Por este motivo, animó a los Estados a aprovechar la actual situación como una oportunidad "de hacer más y mejor, de crecer y mejorar lo que lo que había antes".

"La pandemia se alimenta en la desinformación y el miedo. Hay que enfrentarla con información basada en la ciencia. Los líderes juegan un rol fundamental. Echar la culpa a otros, reproduce esto, y además genera más violencia, no resolviendo nada", dijo Bachelet.

La expresidenta de Chile también se refirió a algunas medidas que se han tomado en su país durante esta crisis del coronavirus, como la de otorgar un carné a las personas que han pasado la enfermedad y que, supuestamente, ya no pueden contagiarse de nuevo ni contagiar a terceros.

"El riesgo que tiene ese tipo de carné o tarjeta es que la gente deje de hacer lo central, que es el distanciamiento social y las medidas de higiene. Sentirse que uno es inmune y que no contagia a nadie y no se puede recontagiar, cuando no lo sabemos, me preocupa", comentó.

Según los datos oficiales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en todo el mundo se registran ya más de 3,5 millones de contagios y 243.401 fallecimientos a causa de la COVID-19. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital