Crédito fotografía: 
Captura video Carabineros
Un incendio, cuyas causas son materia de investigación, destruyó la toma Frei Bonn de Calama.

Más de un centenar de damnificados dejó un gigantesto incendio que destruyó más de la mitad de un campamento en la ciudad de Calama. Las autoridades decretaron Alerta Amarilla.

Se trató de un siniestro que destruyó gran parte de las improvisadas viviendas en el sector de la toma de Frei Bonn, que es habitada en su mayoría por colombianos.

De acuerdo a los primeros reportes entregados por las autoridades, la emergencia afectó a 40 casas, las que estarían instaladas en dicho lugar desde hace cinco años.

“Saqué ropa, pero mis zapatillas se fueron al diablo. Saqué alguna tele, y las demás cosas que saqué se las robaron”, dijo uno de los afectados a Radio Bío Bío, quien aseguró que el siniestro perjudicó a una superficie cercana a las tres a cuatro hectáreas.

“Saqué alguna tele, y las demás cosas que saqué se las robaron”

- Damnificado

De acuerdo al prefecto de Carabineros de la ciudad, coronel Walter Seifert, el siniestro se inició pasadas las 16:00 horas, requiriendo la concurrencia de cinco compañías de Bomberos, además de unidades de la policía uniformada.

Tras lo sucedido, el presidente Sebastián Piñera dispuso que el ministro de Vivienda y Urbanismo, Cristián Monckeberg, viaje este martes hasta Calama para constatar en persona los daños que afectaron en su mayoría a ciudadanos extranjeros.

Según un reporte de la Oficina Nacional de Emergencias, Onemi, un 65% del lugar fue afectado por el incendio, mientras que se registran aproximadamente 400 personas damnificadas.

En base a estos antecedentes, la Intendencia Regional de Antofagasta, en coordinación con la Dirección Regional de Onemi, declaró Alerta Amarilla para la comuna, por incendio estructural, vigente a contar de este lunes y hasta que las condiciones así lo ameriten.

Además, ya se dispusieron algunas medidas, como por ejemplo trasladar a los afectados hasta la Escuela 21 de Mayo, recinto que se constituyó como albergue. Así también, se dispuso el gimnasio Polideportivo de la comuna para realizar catastro de afectados por el incendio.

No obstante, posteriormente, el intendente de la región de Antofagasta, Marco Antonio Díaz, confirmó a Radio Bío Bío que la cantidad de afectados había variado, contabilizándose a 160 personas damnificadas.

Además, señaló que no se registraron heridos de gravedad ni víctimas fatales producto de esta emergencia.

Aunque, dos personas resultaron con heridas leves y otra terminó con lesiones que revestían cierta gravedad, pero en el último Comité Operativo de Emergencia (COE) se señaló que ésta fue estabilizada, barajándose su traslado de manera preventiva a un recinto asistencial de Antofagasta.

Por otro lado, el intendente Díaz sostuvo que debido a que Escuela 21 de Mayo se constituyó como albergue, las clases en el establecimiento fueron canceladas y éste fue dotado de agua y víveres para las 110 personas -entre niños y adultos- que decidieron pernoctar en su interior.

Díaz también precisó que desde hace dos meses se venía trabajando en un programa con el cual erradicar la malograda toma.

Actualmente, esos datos están en tabulación, cifras a través de las cuales se pudo conocer que sus inquilinos provenían de países como Perú, Bolivia, Colombia y también de Chile.

Tal medida tiene por objetivo entregarle una solución habitacional a quienes no cuenten con una vivienda, por lo cual -a su juicio- el proceso debe continuar.

Hasta la última reunión del COE, agregó la autoridad, las causas del fuego siguen sin ser establecidas y serán voluntarios de Bomberos junto al Labocar de Carabineros y la Policía de Investigaciones quienes mañana martes, con ayuda de la luz del día, realizarán las pericias de rigor para esclarecer el origen del siniestro.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X