Crédito fotografía: 
Archivo Cooperativa
El Copahue llevaba en alerta amarilla desde el pasado 5 de abril y no había generado ninguna situación de alarma hasta ahora a pesar de ser uno de los volcanes activos del país.

El Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) elevó este lunes a alerta naranja, el segundo máximo nivel, la situación del volcán Copahue, en el sur del país, tras registrar abundante sismicidad de largo periodo cerca del cráter.

El director del organismo, Alfonso Domeyko, explicó que la alteración de la situación se debió al registro de "una actividad anormal del volcán", ubicado en la región del Bíobío.

"Lo importante es que las diversas instituciones del Sistema de Protección Civil cuentan con información técnica de lo que está sucediendo, incluyendo el mapa de peligros potenciales", agregó Domeyko, según un comunicado publicado en la página web del Sernageomin.

El cambio en la condición del volcán Copahue conllevó el establecimiento de un área de exclusión de 5 kilómetros alrededor del cráter activo y se convocó una mesa técnica para determinar los cursos de acción.

Además, se indicó que se realizará desde este momento un control más exhaustivo del devenir del volcán, aunque apuntaron que las malas condiciones climáticas actuales en la zona no permiten su visualización a través de las cámaras de 24 horas que vigilan la actividad.

Volcanes activos

El Copahue llevaba en alerta amarilla desde el pasado 5 de abril y no había generado ninguna situación de alarma hasta ahora a pesar de ser uno de los volcanes activos en Chile.

El volcán está localizado en la frontera con Argentina, a 110 kilómetros al sureste de la ciudad de Los Ángeles. Corresponde a un estratovolcán principalmente andesítico que posee una decena de cráteres, concentrándose la actividad reciente en el cráter llamado El Agrio, que presenta actividad fumarólica permanente y un lago ácido en su interior.

En ese sentido, tiene una altura de 2.965 metros y registró su última actividad en el 2016, aunque entre los principales eventos ocurridos en décadas recientes destacan las erupciones de 1992, 2000 y 2012-2013 todas controladas por componentes freáticas y freatomagmáticas.

La última actividad registrada corresponde a emisiones de vapor y ceniza desde su cráter alcanzando alturas de hasta 3,7 kilómetros.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X