Crédito fotografía: 
Efe
Después de esa cita en Nueva York, el arzobispo de Malta viajará a Chile, donde permanecerá un par de días y se entrevistará con otras víctimas de Karadima que acusan a Barros de haber sido testigo de los abusos sexuales del sacerdote cuando este era párroco de la iglesia de El Bosque.

El arzobispo de Malta, Charles Scicluna, que viajará a Chile por encargo del papa Francisco para investigar las denuncias contra el obispo Juan Barros, se reunirá antes en Nueva York con Juan Carlos Cruz, que acusa al religioso de encubrir los abusos sexuales cometidos por el sacerdote Fernando Karadima.

Juan Carlos Cruz confirmó a varios medios chilenos que Scicluna lo llamó para que el encuentro entre ambos sea presencial y no a través de videoconferencia, como estaba previsto inicialmente.

La entrevista se realizará el 17 de febrero en una parroquia de Nueva York, ciudad que está a unos 150 kilómetros de Filadelfia, donde reside Cruz.

"(Scicluna) me llamó personalmente de parte del papa y de parte suya. Me dijo que prefería verme cara a cara y yo se lo agradecí", dijo el chileno al diario El Mercurio.

Después de esa cita en Nueva York, el arzobispo de Malta viajará a Chile, donde permanecerá un par de días y se entrevistará con otras víctimas de Karadima que acusan a Barros de haber sido testigo de los abusos sexuales del sacerdote cuando este era párroco de la iglesia de El Bosque.

El mes pasado, durante su visita a Chile, el papa defendió a Barros, que es obispo de Osorno, y aseguró que las denuncias en su contra son "calumnias". "El día que me traigan una prueba contra el obispo Barros, voy a hablar", dijo Francisco.

En el vuelo de regreso a Roma, Francisco se retractó y pidió perdón a los afectados por estas declaraciones, reconociendo que "les hirió" al pedirles pruebas y evidencias "que no pueden tener".

El 30 de enero, el papa anunció su decisión de enviar a Chile a Scicluna para escuchar "a quienes han manifestado la voluntad de dar a conocer elementos que poseen" sobre Barros.

Fernando Karadima, un párroco con gran influencia en algunos sectores políticos conservadores, fue declarado en febrero de 2011 por el Vaticano culpable de cometer abusos sexuales y condenado a una vida de oración y penitencia.

En noviembre del mismo año, la Justicia chilena determinó que el religioso cometió abusos contra Juan Carlos Cruz y dos feligreses más de la parroquia El Bosque entre 1981 y 1995, cuando ellos eran menores de edad, aunque consideró que los delitos habían prescrito.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X