Crédito fotografía: 
Internet / Captura de pantalla TVN
El estudio dirigido por Patricio Winckler, académico de Ingeniería Civil Oceánica de la Universidad de Valparaíso analizó un total de 35 playas, de las cuales 28 presentan erosión y erosión alta.

Casi un 80% de las playas de las zonas norte, centro y centro-sur presentan erosión según el estudio “Determinación de los impactos del cambio climático en las costas de Chile”, desarrollado por un conjunto con especialistas de diversas universidades para el Ministerio del Medioambiente.

El estudio analizó un total de 35 playas, de las cuales 28 presentan erosión y erosión alta. Las playas con mayores tasas de daño corresponden a Hornitos (Región de Antofagasta), Algarrobo y Santo Domingo (Región de Valparaíso) y Pichilemu (Región de O’Higgins).

La investigación indica además que las mayores tasas de erosión corresponden a playas de ensenada donde se desarrollan extensos litorales arenosos, asociados a antiguos campos dunares y humedales costeros.

“La investigación nos permitió observar que el 80% de las playas analizadas presentan una erosión moderada, esto es, que pierden del orden de 1 metro al año en promedio”, Patricio Winckler, académico de Ingeniería Civil Oceánica de la Universidad de Valparaíso y director del proyecto

Según Patricio Winckler, académico de Ingeniería Civil Oceánica de la Universidad de Valparaíso y director del proyecto, la investigación involucró un trabajo de reconstrucción histórica de la línea litoral, usando fotografías aéreas históricas de vuelos bajos y de levantamientos topográficos de líneas litorales para obtener las tasas de cambio requeridas para establecer la erosión costera. Por medio del uso de un software creado en el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) e integrado al Sistema de Información Geográfico se elaboraron las cartas de erosión costera, las cuales permiten analizar los cambios en el tiempo y en el espacio de las áreas afectadas.

El análisis arrojó que una de las zonas más afectada sería al norte de Punta de Lobos, en Pichilemu, puesto que “después del terremoto del 2010 la playa se hundió entre 40 a 60 centímetros, el tsunami no removió mucha arena, pero pocos meses después la playa se erosionó del orden de 50 metros. Hoy hay propietarios que están pagando contribuciones por terrenos que ahora están en el agua”. Winckler asegura que “la investigación nos permitió observar que el 80% de las playas analizadas presentan una erosión moderada, esto es, que pierden del orden de 1 metro al año en promedio”.

Winckler también identifica como posibles causas “los cambios en el nivel del mar, que hace que las dinámicas oceánicas actúen en una zona más alta de la playa, causando erosión. Asimismo, en los últimos 35 años hemos visto marejadas más frecuentes e intensas. Finalmente se considera el cambio en la dirección del oleaje, porque todo el sistema climático se está desplazando hacia el sur”.

Las tres playas más afectadas:

Playa Los Hornitos: 2,6 metros al año

Algarrobo: 2,54 metros al año

Santo Domingo: 1,73 metros al año

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital