Crédito fotografía: 
Referencial
El hospital negó todas las acusaciones de negligencia en su contra, asegurando que el fallecido fue informado que no debía hacer ingreso con el cilindro a la sala.

Un hombre de 32 años, identificado como Rajesh Maru, murió durante la jornada del domingo en el Hospital BYL Nair de Mumbai, India, tras entrar a una sala para acompañar a una pariente adulto mayor a realizarse una resonancia magnética cargando un tubo metálico de oxigeno, el cual la mujer usaba para respirar.

El paramédico de turno le dijo a Maru que podía entrar con el elemento ya que la máquina estaba apagada; no obstante, al hacer ingreso a la sala, el campo magnético de ésta atrajo al hombre de tal manera que lo absorbió e hizo “imposible” separarlo del aparato.

Pese a que uno de los brazos de Maru quedó efectivamente debajo el cilindro, el golpe en sí le produjo otras lesiones de diversa consideración, motivo por el cual fue derivado hasta la Urgencia del mismo recinto asistencial donde perdió la vida debido a la gravedad de sus heridas, consignó News 18.

El hospital, en tanto, negó todas las acusaciones de negligencia en su contra, asegurando que el fallecido fue informado que no debía hacer ingreso con el cilindro a la sala. Pese a lo anterior, tanto el médico como el paramédico y un barrendero fueron suspendidos de sus labores.

El médico y el paramédico en cuestión fueron detenidos por la policía india con el objetivo de comenzar la investigación que buscará aclarar los hechos de la muerte del hombre.

El gobernador del estado de Maharashtra, Devendra Fadnavis, estableció una indemnización de 150 mil rupias, alrededor de 1 millón 400 mil pesos chilenos, para la familia del fallecido.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X