• Fotografía de archivo fechada el 31 de julio de 2020 que muestra al presidente Sebastián Piñera y al ahora exministro del Interior, Víctor Pérez, durante la ceremonia de toma de la fotografía oficial del gabinete de Gobierno, en el Palacio de la Moneda.
Crédito fotografía: 
Efe
La decisión de la Cámara baja desató el fuego cruzado entre oficialismo y oposición, y el exministro acusó intenciones de “causarse agravio al Gobierno” tras dar un paso al costado. Se trata del tercer secretario de Estado en dejar el cargo en el segundo mandato de Piñera y la octava acusación constitucional.

La acusación constitucional contra Víctor Pérez -hasta ayer ministro del Interior y Seguridad Pública- remeció más de lo esperado el ambiente en La Moneda, provocando la renuncia del exsecretario de Estado y generando con ello duras críticas cruzadas entre el oficialismo y la oposición.

Por 80 votos a favor, 74 en contra y una abstención, la Sala de la Cámara de Diputados aprobó la acusación, despachándola a su discusión en el Senado a espera de la decisión final y suspendiendo con ello a Pérez, quien a los pocos minutos comunicó su paso al costado, acusando intenciones de “agravio” al Presidente de la República.

“Aquí hay una decisión política de causarle agravio al Gobierno, así que le planteé al presidente (Sebastián) Piñera la decisión de renunciar. El propósito de esta acusación no soy yo, es el Gobierno de Piñera”, dijo el exministro, que accedió al cargo el pasado julio tras la renuncia de Gonzalo Blumel.

Víctor Pérez ha sido altamente cuestionado por políticos y partidos de oposición, por su rol en el paro de camioneros, que amenazó al abastecimiento del país, y los reparos a su gestión se fortalecieron con el llamado “Caso Pio Nono”, en medio del cual un funcionario de Carabineros es acusado de lanzar a un manifestante el rio Mapocho tras una marcha.

El exministro se enfrenta a una inhabilitación de cinco años para ejercer funciones públicas si el Senado aprueba por dos tercios el juicio político. Se trata de la octava acusación constitucional que ha impulsado la oposición durante el segundo mandato de Piñera, de las que hasta ahora solo ha prosperado la de Andrés Chadwick, también responsable de la cartera de Interior y quien el pasado diciembre fue inhabilitado para ejercer cargos públicos por su gestión durante los primeros días del estallido social.

“Estamos ante una señal clara de que el país no quiere más represión ni violaciones a los derechos humanos. Chile avanza a una nueva Constitución y más democracia”, dijo el presidente del Partido Comunista (PC), Guillermo Teillier.

Por su parte, el diputado Raúl Soto, del Partido Por la Democracia (PPD), indicó que “hoy, la oposición ha actuado unida. No habrá más impunidad”.

Desde el oficialismo se ha cuestionado el reiterado uso de la acusación constitucional, por lo que su presentación también había generado críticas, aunque Pérez asumía la aprobación de la Cámara baja. “Hemos sido testigos de un debate que estaba absolutamente resuelto hace días. Era imposible convencer a nadie”, indicó.

Víctor Pérez, el tercer ministro del Interior desde que Piñera asumió en marzo de 2018, será sustituido de manera interina por el hasta ahora subsecretario de la Cartera, Juan Francisco Galli.

Herman critica voto de diputados de la región

En la región de Coquimbo las reacciones no se hicieron esperar. El intendente Pablo Herman criticó la decisión, aunque señaló que era “esperable” el resultado de la votación, apuntando directamente a los diputados Daniel Núñez (PC) y Raúl Saldívar (PS).

“Era esperable una votación a favor de la acusación constitucional de parte de los parlamentarios  de oposición de nuestra región. No me extraña para nada la determinación de los diputados Núñez y Saldívar, porque son parte de una extrema izquierda que solo busca dividir y dañar al país”, dijo a El Día la primera autoridad regional.

En el mismo sentido, Herman lamentó el voto a favor de Matías Walker (DC), cuya decisión “nos demuestra su poco amor por la región y por el país”, señaló, relacionando además su postura con la falta de “pronunciamiento en contra de la violencia”.

“Su votación prácticamente avala la destrucción y pareciese que quiere sacar cálculos políticos y electorales, frente a lo realmente importante que es la institucionalidad y el desarrollo de Chile”, sostuvo el intendente.

Por su parte, el diputado UDI, Juan Manuel Fuenzalida lamentó la situación y calificó el actuar de la oposición. “Lo único que hace es destruir la función de un gobierno, aquí se está atentando contra la democracia”.

Las palabras del gremialista no terminaron ahí, puesto que dijo que la acusación “se cocinó este acuerdo entre el Frente Amplio y el Partido Comunista y el resto de la oposición se encandilaron por estos sectores más extremistas.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día