Crédito fotografía: 
Cedida
El mandatario recordó que el día del alzamiento militar él estaba en Estados Unidos, donde se había instalado unas semanas antes para estudiar un doctorado en la Universidad de Harvard.

El presidente, Sebastián Piñera, aseguró que la democracia chilena estaba "profundamente enferma" antes del golpe de Estado de Augusto Pinochet el 11 de septiembre de 1973, aunque subrayó que eso no justifica las violaciones a los derechos humanos.

"La democracia estaba muy enferma, no fue una muerte súbita el 11 de septiembre", dijo Piñera al diario La Tercera en un reportaje especial con motivo de la próxima conmemoración del 45 aniversario del alzamiento militar que dio origen a la dictadura chilena (1973-1990).

"El debilitamiento de las bases de nuestra democracia se empezó a gestar en la década de los 60 y se acentúo en la década de los 70 y, por supuesto, se profundizó en la década de los 80", añadió el mandatario.

Piñera enfatizó que sus palabras no son un intento de justificar los atropellos a los derechos humanos cometidos por el régimen, atrocidades que, dijo, "no se justifican nunca, en ningún tiempo, en ningún lugar, bajo ningún contexto".

Aún así, sostuvo que antes del golpe de Estado, durante el Gobierno del presidente socialista Salvador Allende (1970-1973), la situación era "absolutamente caótica".

"Era una crisis total, política, económica, social, de unidad, de amistad cívica. Lo más grave era la profunda división que existía entre los chilenos, que en lugar de mirarnos como compatriotas con ideas distintas, nos mirábamos como enemigos", Sebastián Piñera, presidente de Chile 

En su opinión, durante las décadas de los 60, 70 y 80 distintos grupos quisieron "refundar" Chile excluyendo a todos quienes pensaban de un modo diferente.

"Partió con la revolución en libertad del presidente Frei (Montalva), la reforma agraria, siguió con la revolución marxista del presidente Allende y continúo naturalmente con el periodo militar", dijo Piñera.

El presidente acusó a Allende, que se quitó la vida en el palacio presidencial el día del golpe, de intentar establecer en Chile, "contra la voluntad de la mayoría", un modelo "marxista" inspirado en la Cuba de Fidel Castro.

Piñera recordó que el día del alzamiento militar él estaba en Estados Unidos, donde se había instalado unas semanas antes para estudiar un doctorado en la Universidad de Harvard.

Rememoró también que aún recuerda el impacto que le provocaron las imágenes de los aviones de guerra de la Fuerza Área bombardeando el Palacio de La Moneda.

El mandatario dijo estar convencido de que la izquierda chilena "aprendió la lección" de la importancia de la unidad, la democracia y las instituciones.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X