Crédito fotografía: 
Prensa Presidencia
La situación se explica porque a los más de 73.000 millones de dólares aprobados para 2021 se fueron destinando recursos adicionales por cerca de 27.000 millones de dólares para hacer frente a la crisis generada por la pandemia.

El presidente Sebastián Piñera presentó este jueves el presupuesto para 2022, que alcanza los 82.135 millones de dólares, lo que representa un recorte en el gasto público del 22,5% sobre la ejecución proyectada para el presente año.

Ello debido a que a los más de 73.000 millones de dólares de presupuesto aprobados inicialmente para 2021, se fueron destinando recursos adicionales por cerca de 27.000 millones de dólares (un 33,7% más) para hacer frente a la crisis generada por la pandemia, superando la suma los 100.000 millones.

En tanto, sobre la cantidad inicial presupuesta para 2021, el proyecto de presupuesto anunciado la jornada  de ayer supone un alza del 3,7%.

Esta propuesta significa una reducción del déficit fiscal estructural de 11,5% a un 3,9% del Producto Interno Bruto (PIB), con la idea de disminuir un estímulo fiscal extraordinario de este año y “avanzar en la recuperación de los equilibrios fiscales y macroeconómicos”, dijo el presidente en un mensaje televisado a toda la nación.

En el presupuesto de 2022 la inversión crece un 8,1 %, frente a un gasto corriente que aumenta un 2,8%, en comparación con la ley aprobada el 2021.

Destinos de recursos



Este crecimiento se concentra principalmente en vivienda, obras públicas e infraestructura deportiva, para los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos que se celebrarán en Chile en 2023.

Además, habrá recursos de libre disposición para el próximo gobierno que salga elegido en las urnas en las elecciones de noviembre de 2021, que comenzará a regir en marzo de 2022 tras el fin del periodo de Piñera, por un monto cercano a los 700 millones de dólares.

“El presupuesto para el año 2022 será para un desarrollo inclusivo y sostenible”, señaló el presidente. “Inclusivo, porque prioriza las principales necesidades de la ciudadanía como salud, empleo, educación, seguridad; y sostenible porque fortalece la inversión, la capacidad de crecer, recupera los equilibrios fiscales y macroeconómicos y protege el medio ambiente y la naturaleza”, complementó.

Piñera enumeró 10 ejes prioritarios que se abordarán en el presupuesto 2022: salud y vida, reactivación económica y creación de empleos, orden público y seguridad ciudadana, mejor niñez, tercera edad y pensiones, igualdad de derechos y protección a las mujeres, educación, inversión en las regiones, sequía, y cambio climático.

Debate



El proyecto de ley está listo para ser enviado al Congreso, espacio donde deberá ser debatido y aprobado una vez que los diversos sectores políticos alcancen un acuerdo, tarea nada fácil considerando los desafíos del próximo gobierno aún con una latente crisis económica derivada de la pandemia y un proceso constituyente en curso.

Si bien existe un acuerdo amplio entre los parlamentarios en torno a la necesidad de reducir el gasto fiscal para 2022, es la magnitud de esa disminución la que estará en el corazón del debate que se desarrollará durante las próximas semanas.

Según informó el Ministerio de Hacienda y la Dirección de Presupuestos (Dipres), el proyecto fue hecho teniendo en cuenta una estimación de la tasa de crecimiento del PIB Tendencia para 2022 de un 2,6% y un precio del cobre, principal producto de exportación chileno, en 3,31 dólares la libra.

Presupuesto de la convención 



El proyecto de Presupuesto de 2022 se da en medio del desencuentro entre la mesa directiva de la Convención Constitucional que redacta la nueva Carta Magna del país y el Ejecutivo por los recursos asignados a la instancia.

Durante los últimos días, Dipres y la mesa del órgano constituyente se han reunido en reiteradas ocasiones para destrabar el desacuerdo sobre el dinero requerido para su funcionamiento, donde la Convención solicitó cerca de 1.700 millones de pesos extras.

La crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus llevó a Chile a una fuerte caída de -5,8 % de su economía en 2020, el peor dato en 40 años.

Para 2021, el Banco Central contempla un crecimiento para de alrededor del 9 %.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X