Crédito fotografía: 
Efe
Cinco personas presentaron este viernes una denuncia ante los tribunales por los abusos sexuales que presuntamente cometieron cinco sacerdotes, de los cuales tres pertenecen a la Congregación de los Sagrados Corazones, en las décadas de los ochenta y los noventa.

Los religiosos denunciados son Juan Andrés Peretiatkowics y Gerardo Joannon, de los Sagrados Corazones, y el excura Cristián Precht. La querella incluye también a Jorge Prieto y Miguel Ortega, ya fallecidos.

Los denunciantes son cuatro hombres y una mujer que aseguran haber sido víctimas de abusos desde inicios de los ochenta a mediados de los noventa en diferentes contextos, como colegios y el centro pastoral de los Sagrados Corazones.

Cuatro de las supuestas víctimas leyeron este viernes una declaración en la que afirmaron que están "llenos de coraje" para decir "nunca más" y denunciaron haber sido "violentados, vejados y despojados" de su "vida primaria".

"Fuimos engañados y abusados a través de la palabra de Dios a que nos violaran el cuerpo y el alma, matar nuestras confianzas y esperanzas y nuestra fe", manifestaron.

En la declaración arremetieron contra la "débil y vergonzosa" respuesta de las congregaciones religiosas a las que pertenecen los sacerdotes acusados.

Según denunciaron, la Congregación de los Sagrados Corazones abrió una investigación en la que se ratificó la veracidad de los testimonios de las víctimas pero les indicaron que no abrirían ninguna causa debido al delicado estado de salud de Peretiatkowics y Joannon, que viven en centros de esa orden religiosa.

Joannon, además, fue investigado por la Justicia por su presunta participación en una red de adopciones ilegales que operó entre 1975 y 1983, en plena dictadura de Augusto Pinochet.

Cristián Precht, por su parte, también fue acusado de abusos por víctimas de la Congregación de los Hermanos Maristas y fue expulsado del servicio clerical por el papa Francisco en septiembre del año pasado.

Carolina Marín, una de las denunciantes, explicó que los abusos comenzaron en 1981, cuando era alumna de un colegio de monjas de la congregación y fue violada por Joannon a los ocho años de edad.

Otra de las presuntas víctimas, Felipe Vial, relató que sufrió abusos de Miguel Ortega en 1986 en el contexto de la preparación del bautizo de su hermana, y también de Peretiatkowics en 1990 en la casa en la que este residía junto a otros sacerdotes.

Pablo Avendaño explicó que en su caso los abusos se produjeron a mediados de los noventa, cuando Peretiatkowics se ofreció como acompañante y guía en su deseo de convertirse en sacerdote.

Según datos de la Fiscalía, hay 166 causas abiertas por abusos en el clero, mientras las víctimas suman 248, de las que 131 eran menores de edad al sufrir los delitos.

Las personas relacionadas con la Iglesia que son investigadas suman más de 200, entre ellas 10 obispos, 152 sacerdotes, 9 diáconos, 15 laicos, 8 personas de las que no se dispone información y 27 pertenecientes a órdenes o congregaciones sin ser clérigos.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X