• Detectives de la Policía de Investigaciones (PDI) trabajan cerca de la destruida parroquia de la Asunción este lunes, en Santiago.
Crédito fotografía: 
EFE
El mandatario indicó que el Gobierno presentará a lo largo del día varias querellas para poder "perseguir con severidad" a los responsables de los desmanes.

El presidente Sebastián Piñera dijo este lunes que la mayoría de los ciudadanos del país quieren vivir "en democracia y en paz", luego de una noche de extrema violencia, en la que hubo un muerto por disparo de bala y fueron detenidos más de medio millar de personas.

"Vimos a una minoría de delincuentes que desató una ola de violencia, saqueos y vandalismo, incluyendo el incendio de dos iglesias de alto valor histórico (...) La inmensa mayoría de los chilenos queremos vivir en democracia y en paz", aseguró el mandatario.

Los desmanes ocurrieron al anochecer y ensombrecieron las festivas y masivas concentraciones que se registraron en Santiago y en otras ciudades del país para conmemorar el primer aniversario del llamado "estallido social", que surgió en octubre de 2019 en favor de mayor igualdad social y que está considerado el más grave desde el fin de la dictadura militar (1973-1990).

Un muerto en un tiroteo, al menos 643 detenidos, 116 agentes heridos, dos iglesias quemadas y varios comercios saqueados fue el balance de una noche de extrema violencia.

Las imágenes de la cúpula de la Iglesia de la Asunción en llamas, desplomándose entre aplausos y vítores de un grupo de manifestantes, se viralizaron por las redes sociales y fueron replicadas por medios de todo el mundo.

“Vimos a una minoría de delincuentes que desató una ola de violencia, saqueos y vandalismo (...) La inmensa mayoría de los chilenos queremos vivir en democracia y en paz", Sebastián Piñera, Presidente de la República.

Piñera indicó que el Gobierno presentará a lo largo del día varias querellas para poder "perseguir con severidad" a los responsables de los desmanes y pidió a las fuerzas políticas condenar no solo los hechos, sino también "a aquellos que de una u otra forma promueven la violencia, la amparan o la justifican".

El aniversario de las protestas tuvo lugar una semana antes de que 14,5 millones de chilenos decidan en un histórico plebiscito si quieren reemplazar la actual Constitución, heredada de la dictadura y vista como el origen de las desigualdades del país.

Manifestanes llegan al Congreso

Este lunes, alrededor de mil personas protagonizaron una manifestación en una de las principales avenidas de Valparaíso, específicamente junto al Congreso Nacional, dando continuidad a las protestas por el primer aniversario del estallido social.

Un grupo de manifestantes violentó las vallas de seguridad del Congreso, mientras que en otros puntos aledaños prendieron barricadas con fuego y se intentaron saquear comercios, lo que provocó el encontronazo con otros manifestantes que intentaron detener este acto delictivo.

Las autoridades detuvieron el tránsito de vehículos por el lugar y el cuerpo policial de Carabineros comenzó a dispersar a los manifestantes con camiones lanza-aguas.

En San Antonio también se reportaron incidentes y actuó personal de seguridad. Más al sur, en Concepción, también hubo manifestaciones y un alto despliegue policial para evitar incidentes.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día