• Los gases tóxicos que contienen las emanaciones del fuego son el principal peligro para la salud de la población. Crédito: Efe
  • Los ancianos conforman el grupo de las personas más afectadas por la inhalación de humo. Crédito: Efe
Ante los diferentes focos de incendios que han afectado a la zona centro-sur del país, especialistas alertan sobre los riesgos de exponerse a los gases tóxicos que contiene el humo de los siniestros. Al mismo tiempo, entregan consejos para lidiar con las situaciones de emergencia

Según datos entregados por la Corporación Nacional Forestal (Conaf), se han registrado más de 360.000 hectáreas afectadas por incendios forestales, desde julio del año pasado. Lo cierto es que a la fecha, contamos con 99 siniestros activos en Chile, catástrofe que ha cobrado 11 vidas hasta el momento. Teniendo en cuenta estos antecedentes, el doctor Manuel Barros, broncopulmonar de la Clínica Ciudad del Mar, asegura que “en tales situaciones la inhalación de humo es la principal causa de muerte, razón por la cual es importante saber qué riesgos se corren y cómo poder evitarlos”.

Barros explica que entre “los agentes tóxicos que se liberan destaca el monóxido de carbono, pero también se pueden encontrar cianuro y sulfuro de hidrógeno, entre muchas otras sustancias que pueden ocasionar importantes daños a la salud si se encuentran en concentraciones elevadas”, siendo las partículas sólidas y líquidas en suspensión, y los gases tóxicos que contienen las emanaciones del fuego, lo que se convierte en un peligro para la salud de la población, la que presenta síntomas como dolor de cabeza, mareos, tos, irritación de vías respiratorias y ojos.

Según detalla el especialista, las personas más afectadas, y por ende las que deben tener especial cuidado frente al humo de los incendios, “son aquellas que presentan dificultades respiratorias, como los pacientes con asma bronquial o con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), además de los niños, embarazas y ancianos”, quienes deben acudir inmediatamente a un centro asistencial si presentan fiebre, conjuntivitis, dificultad para respirar, mareos, vómitos, pérdida de conciencia, entre otras señales”.

Red de apoyo

Claudio Barrales, miembro de la Sociedad Chilena de Psicología en Emergencias y Desastres (SOCHPED), comenta que “en estos momentos las personas afectadas por los incendios forestales están presentando reacciones emocionales normales ante un evento anormal en sus vidas, como lo son síntomas como llanto, tristeza, rabia, desesperación, dolores corporales diversos, problemas para dormir y desgano”, por lo que resulta de vital importancia que estén apoyadas por una red de contención familiar para que puedan sobrellevar de mejor manera la situación.

En este escenario, el psicólogo de la Universidad Central explica que “los síntomas pueden durar entre 1 a 3 meses pasada la catástrofe y en la mayoría de las veces disminuyen o desaparecen después de ese tiempo con ayuda de familiares, amistades, vecinos, y redes de apoyo local y profesionales de la salud mental. Se ha comprobado que los sucesos más graves se afrontan mejor en compañía de otros cercanos afectivamente y organizándose con otros en una misma lucha”.

Sin embargo, asegura que si después de vivir la emergencia las personas experimentan crisis de pánico, ideas de suicidio, uso excesivo de alcohol y drogas, manifestaciones de violencia contra sí mismo u otros, “es sumamente necesario buscar ayuda de inmediato en su centro de salud más cercano para ser atendido por el equipo de salud mental, ya que los síntomas le impiden continuar con su vida personal, familiar y laboral”. 6002i

¿Cómo enfrentar una situación de emergencia?

•          Busque compañía y hable sobre lo acontecido con alguien de confianza

•          Organice a su familia en las prioridades más importantes

•          Busque ayuda en otros miembros de su familia que no viven con usted o vecinos

•          Organice su el tiempo y manténgase ocupado

•          Haga cosas que lo hagan sentir bien, útil

•          Organice la ayuda con sus vecinos

•          Descanse lo suficiente

•          Disminuir la audición de noticias y evitar conversar todo el tiempo sobre la emergencia

•          Hable también sobre otros temas.

•          Promueva ayuda y fortalezca sus relaciones con sus seres queridos y vecinos

•          Entienda y escuche  las reacciones emocionales de sus seres queridos, explíqueles las soluciones que están implementando

•          Evite comparaciones sobre los daños sufridos

Consejos para evitar daños a la salud

•          No realizar ejercicio ni actividad física.

•          Beber abundante líquido.

•          Usar una mascarilla o un paño húmedo sobre la nariz y boca al momento de estar expuesto al humo, y tratar de abandonar el lugar lo más rápido posible.

•          Si la piel se ha impregnado de cenizas, quitarse la ropa y lavarse con abundante agua inmediatamente.

•          Si se usan lentes de contacto, éstos deben retirarse lo antes posible y luego lavar los ojos.

•          Mantenerse atentos a las recomendaciones de las autoridades.

•          Una vez pasado el fuego y para limpiar las cenizas, usar siempre una mascarilla y previamente mojar la superficie a barrer, para así evitar que éstas se levanten del suelo y puedan ser inhaladas.

FRASE: "Se ha comprobado que los sucesos más graves se afrontan mejor en compañía de otros cercanos afectivamente y organizándose con otros en una misma lucha”. Claudio Barrales, miembro de la Sociedad Chilena de Psicología en Emergencias y Desastres (SOCHPED).

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

Vida Hogar

 

 

X