El penalista José Mac Lean, afirma que Mario Taibo, quien se encuentra en prisión preventiva, y también su hermana Carolina, actuaron motivados por los insultos y agresiones del conserje y el rondín del lugar. De hecho, habría testigos de la situación.

Hasta ahora sólo se conocía la versión de una de las partes. Claro, el conserje Jorge Santana y el rondín Juan Véliz, terminaron siendo las víctimas tras la brutal gresca que protagonizaron en el condominio Puesta de Sol, en Coquimbo, lugar donde trabajan. Allí, fueron agredidos hasta el extremo de quedar inconscientes y tirados en el piso por Mario Taibo, su hermana Carolina Taibo –ya formalizados, por doble homicidio frustrado y lesiones graves respectivamente- y otro sujeto, que todavía se encuentra en libertad, pero que ya fue identificado. 


Ellos, los presuntos agresores, no habían entregado su versión de los hechos, sin embargo, a través de su abogado defensor,José Mac Lean, aseguran que son inocentes de los delitos que se les imputan.

“Aquí hubo una legítima defensa, Mario fue a defender a su hermana, que estaba siendo insultada por uno de los guardias y, además, todo parte por la agresión que provocó el guardia del recinto. Te explico por qué, porque primeramente hay un dialogo y después, el guardia, sin motivo justificado porque no hay ninguna agresión previa, golpea con un objeto a mi defendido, que él dice que es un tubo de PVC, pero la imagen da cuenta que no es un tubo de PVC, porque eso yo lo levanto con un dedo meñique, pero lo que se ve ahí por el volumen del impacto, queda claro que es un objeto contundente, es un fierro o es un palo. Los conserjes están mintiendo porque no hay claridad de qué objeto es”, manifiesta Mac Lean. 


Al abogado acusa que hubo un mal procedimiento policial al no remitir el tubo de PVC, para que fuese presentado como medio de prueba. “Evidentemente aquí hubo un error de la policía al no remitir este elemento, ellos debieron haberlo remitido por una cadena de custodia, sacarle fotos y haberlo remitido a la Fiscalía, porque ahora ese elemento es clave  y no está. Ahora ya es tarde que lo incauten porque puede ser cambiado y pueden presentar cualquier cosa, por lo que pierde valor como prueba. Por eso, te insisto, aquí hubo un tremendo error en el procedimiento”, expresa. 

AGRESIONES PREVIAS. Mac Lean, además, afirma que incluso antes del ataque con el supuesto tubo de PVC, hubo agresiones a sus representados. “Además de los insultos a la hermana de mi defendido, Carolina, en el video se puede ver cómo el conserje increpa a Mario, y no sólo lo increpa, sino que lo agrede físicamente, no una vez, sino que dos o tres veces y lo que primeramente hace mi representado es pedirle explicaciones, pero ya al tercer, cuarto golpe obviamente que mi cliente se ofuscó, y ahí aparece una tercera persona que aparentemente venía de la fiesta o venía pasando, no lo sabemos, y le lanza una bicicleta al rondín. Ahí ya todo se salió de control”, indica. 


Reconoce que la reacción de sus defendidos no fue la correcta, pero insiste en la provocación y en que los cargos que se les están imputando tanto a Mario como a Carolina Taibo son no se ajustan a la realidad de lo que sucedió.

“Evidentemente nosotros no compartimos, y mi representado también está muy arrepentido por la reacción que tuvo, producto de la embriaguez, qué sé yo, porque de verdad las lesiones fueron excesivas, pero creo que los cargos no son los que deberían ser. Un doble homicidio frustrado para Mario, es mucho, porque él no agredió sólo a los sujetos, había otra persona más. Y que Carolina esté formalizada por lesiones graves, eso no tiene ningún asidero, ella no fue la que provocó las lesiones y tiene poco contacto tanto con el conserje como con el rondín, además es una mujer, su fuerza es menor. Por lo tanto es ilógico pensar que ella produjo lesiones graves”, argumenta Mc Lean. 

MANEJO DE CRISIS. El profesional insiste en que fue determinante para que se iniciara una la pelea el poco manejo de crisis que tuvieron los guardias.

“Aquí ni el conserje ni el guardia tenían la preparación adecuada, claramente, porque frente a una situación así lo que deberían haber hecho era calmar a las personas y no incitarlas a la violencias, como pasó en este caso, donde fueron mis representados los que intentaron calmarlos a ellos. Si tú te das cuenta, a un Carabinero, lo insultan o le dicen de todo en la calle, pero él no va a iniciar una gresca, eso es estar preparado, y en este caso estas personas no tenían eso”, sostuvo.

LO QUE SE VIENE. En lo que tiene que ver con el proceso judicial, el abogado precisó que la tarea ahora es demostrar ante el juez que sus representados fueron incitados a la violencia y que actuaron en defensa propia. En este sentido, serían clave los testigos que presenciaron el hecho.

“Si bien no se aprecia en el video, había más personas ahí. Estamos en la etapa de constatar que realmente sean testigos fidedignos y que sus declaraciones sean válidas. Ellos habrían escuchado las provocaciones de los trabajadores del condominio y su versión de los hechos sería muy importante para poder acreditar lo que nosotros estamos tratando de demostrar”, concluyó el defensor.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X