• Fabiola González (29) es una de las víctimas del acosador. Prefiere no dar a conocer su rostro por temor, ya que todavía no supera el trauma de lo vivido el pasado 13 de agosto. La policía investiga su caso.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Ya son más de 10 mujeres -entre denunciantes formales e informales- las que han sido víctimas de tocaciones por parte de un sujeto que se mueve en los sectores de El Milagro, San Joaquín y Serena Oriente. Carabineros ha dispuesto un patrullaje especial para dar con el individuo, mientras la PDI realiza las indagatorias.

El temor se está apoderando de las mujeres del sector oriente de La Serena. Desde el 13 de agosto, cuando se conoció de la primera víctima, no pueden transitar tranquilas debido a que un sujeto de mediana edad estaría circulando por El Milagro I y II, San Joaquín y Serena Oriente, sembrando el terror, y realizando, de manera cobarde, tocaciones a quienes transitan solas por las calles, a plena luz del día.

 

“Me da miedo volver a salir sola”

Fabiola González fue la primera en realizar la denuncia. La mujer de 29 años, el pasado martes salió desde su casa ubicada en el sector del Milagro I a buscar a su pequeño hijo. Eran alrededor de las cinco de la tarde, temprano, por lo que jamás pensó que le ocurriría algo que no tuviera previsto.

Luego de recoger al menor, venía bajando por la Avenida Santo Tomás, se despidió de otras apoderadas con las cuales se había encontrado en el recinto, y al quedar sola con el niño, vino lo peor. Algo que hasta ahora, no se ha podido sacar de la cabeza y la mantiene atemorizada. “Caminé una cuadra sola con mi pequeño, cuando de repente siento que alguien me empuja por atrás, con el cuerpo, y en ese mismo instante, la misma persona me mete la mano de forma muy brusca y fuerte en mis partes íntimas”, relata Fabiola, con nerviosismo.

Lo primero que hizo fue darse vuelta, y mirar para saber quién era la persona, pero el sujeto salió corriendo de inmediato, para doblar en un pasaje cercano. Fabiola intentó seguirlo, algo complejo, ya que llevaba a su hijo de la mano, pero aun así logró no perder la pista y dar aviso a algunos vecinos quienes le ayudaron, sin éxito. “No pudimos dar con él, pese a que un vecino de nacionalidad colombiana se subió a su moto e intentó alcanzarlo, no fue posible. Después llegó Carabineros y tampoco pudieron hacer nada. Yo al principio pensaba que el tipo se había escondido en el mismo pasaje, pero después empecé a recordar y claro, con más tranquilidad me di cuenta que había visto salir un automóvil rojo, el mismo que apareció después en el video que circuló en las redes. Lo que pasa es que en ese momento, jamás lo asocié a este tipo”, cuenta la afectada, quien ese mismo día estampó la denuncia en Carabineros y ya ha sido entrevistada por la Policía de Investigaciones que se encuentra indagando en estos hechos.

 

Cambiar el estilo de vida

Fabiola es categórica al señalar que nunca se había sentido tan vulnerada, y que luego de esto cambiará su estilo de vida. “Yo desde ese momento no he vuelto a andar más sola por la calle. Le pido a mi madre que me acompañe a todos lados. La verdad es que es muy fuerte que venga una persona que se sienta con el derecho a tocar tus partes íntimas, tu cuerpo, es chocante. Si me preguntas, todavía tengo mucho miedo”, indica Fabiola González.

 

Una familia impotente

 El sujeto no tendría ningún tipo de escrúpulos y no le importaría que sus víctimas fuesen mayores o menores de edad. De hecho, otra de las denunciantes tiene apenas 15 años, y en el momento en que el sujeto la abordó iba con el buzo del colegio, de regreso a su casa. Según contó, el hombre caminó muy cerca de ella por algunos segundos, hasta que la tocó en sus partes íntimas y salió corriendo.

Su padre, Claudio Varela, habló en exclusiva con Diario El Día y detalló los difíciles momentos que han vivido como familia luego de que su hija fuese vulnerada. “Evidentemente que es muy difícil, porque es nuestra niña. Por eso hicimos la denuncia, y ahora estamos dejando que la justicia haga lo suyo. Intentamos que ella supere este tema que fue bastante traumático”, consigna Claudio.

Lo preocupante es que el día en que todo pasó, cuando llamaron a Carabineros, les dijeron que pocos minutos antes habían hecho lo mismo con otra niña de otro colegio cercano al sector. “Tenemos que esperar que la policía dé pronto con esta persona. Pese a que mi hija está atemorizada, está dispuesta a llegar hasta las últimas consecuencias  y si ve de nuevo al sujeto, podría reconocerlo”, precisó el padre de la víctima.

 

Vecinos en alerta

Los vecinos no quieren dejarse vencer por el temor, y están en alerta. Así lo manifiesta Pamela Ramírez, presidenta de la Junta de Vecinos de El Milagro II, quien afirma que han estado reuniéndose desde el primer momento, una vez conocida la situación, con las víctimas e intentando prestar alguna colaboración. De igual forma, han sostenido reuniones con personal de Seguridad. “Lo bueno que ha salido de todo esto es que se ha visto una gran unión entre los vecinos que se han empezado a comunicar entre ellos y a traspasar la información que tienen para lograr solucionar lo que estamos viviendo”, precisó la dirigente.

Desde Seguridad Ciudadana, ratifican  que el trabajo en conjunto con los vecinos ha sido fundamental desde que se enteraron de los graves hechos que estaban aconteciendo en el sector oriente de la capital regional. Según indica Gonzalo Arceu, jefe de este departamento municipal, “estamos con patrullajes preventivos especiales para evitar que esta persona vuelva a atacar, trabajando en comunicación con los cuadrantes y con las juntas vecinales, y también derivando la información que pudimos recabar a la PDI y a Carabineros”, manifestó.

 

Carabineros llama a prevenir y a denunciar

La capitán de la Primera Comisaría de La Serena, Ana Cárdenas, reconoce que existen denuncias formales por estos hechos y, precisa que respecto a los dos casos descritos en esta crónica, el modus operandi no sería el mismo. “Ambas víctimas relatan que son interceptadas al transitar en forma solitaria, y se les acerca un sujeto. En el  primer denuncio aparece que la persona anda en un vehículo, y en el segundo caso, lo hace de infantería”, precisa.

Si bien lo más probable es que se trate de la misma persona, esto debe establecerse fehacientemente por lo que “personal de la SIP (Sección de Investigación Policial) y de las comunitarias de la Primera Comisaría, se encuentran recopilando antecedentes y medios audiovisuales para dar con el paradero de este sujeto que está acosando a las mujeres”, sostuvo la capitán Cárdenas, quien de igual forma reitera el llamado tanto a las víctimas como a los testigos acercarse de inmediato a realizar la denuncia en la primera comisaría si viven o ven alguna situación extraña.

 

PDI se encuentra investigando

Por instrucción del Ministerio Público, la Policía de Investigaciones se encuentra investigando los hechos de connotación sexual. Pero no se pueden referir al tema, y sólo se manifestaron a través de un comunicado escrito, en términos generales. “A cargo de las diligencias Investigativas se encuentra la Brigada de Delitos Sexuales La Serena, quienes están abocados en la realización de las diligencias Investigativas, con un trabajo de análisis criminal, a fin de poder determinar la identidad de él o los responsables de los hechos que han sido de conocimiento público a través de la prensa”, señalaron.

 

Más que acoso callejero

Pero, ¿qué penas arriesga el “acosador?”. Para el abogado Carlos Galleguillos, el delito sería más que un simple acoso callejero, y más bien entraría dentro de la figura del abuso sexual, puesto que existe un contacto físico entre la víctima y el victimario. “El acoso callejero se produce cuando hay acciones verbales. Ahí están fijadas  multas que van de una a tres UTM. Y cuando hay contenido sexual explícito o actos de exhibicionismo la pena sube de 21 a 61 días de presidio además de una multa. Algo muy diferente al caso del abuso sexual, que para mí es lo que opera en las situaciones descritas, y que se produce cuando hay un contacto físico distinto al acceso carnal y se emplea la sorpresa o maniobra, sin consentimiento de la víctima. Aquí la pena es de presidio menor en su grado mínimo, que va de 61 días a 3 años de cárcel”, explicó el profesional.

Por lo pronto, este mañana por la tarde, en el Sector Oriente de La Serena se realizará una reunión de carácter urgente en donde estarán presentes los vecinos, seguridad ciudadana del Municipio, Carabineros y la PDI.

Claves:

¿Qué hacer?

Gritar: Las mujeres deben hacer ruido para que el atacante se intimide y obtener ayuda.

Tocar timbres:Tocar en la casa más cercana es un buen método para ser auxiliada.

Ver la ruta: En lo posible, intentar ver por dónde huye el individuo.

Llamar a Carabineros: Las víctimas deben hacer el llamado a las fuerzas policiales inmediatamente.

 

Descripción

Toyota Yaris rojo: El sujeto se movilizaría en este vehículo. La imagen circula en las redes sociales.

Polera calipso: Durante los hechos cometidos el 13 de agosto vestía una polera de este color.

Tez morena: Los testimonios coinciden en el color de su piel.

Pelo canoso: Tendría el cabello corto y con canas.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X