• Las obras iniciaron en octubre y proyectan su término para fin de año.
  • Las obras iniciaron en octubre y proyectan su término para fin de año.
Crédito fotografía: 
Cedidas
Tras diez años de funcionamiento en el centro de La Serena, El Ministerio de Justicia determinó que el lugar no contaba con las condiciones necesarias para la custodia de los menores de edad, por lo que, en base a una serie de observaciones, gestionaron mejoras en infraestructura y medidas de seguridad.

Una serie de observaciones de diferentes organismos, sumadas a la preocupación que generaron los recientes incendios en el casco histórico de la comuna y algunos inconvenientes frente a la evacuación por los sismos, derivaron en una serie de mejoras en el Centro Semicerrado La Serena.

El establecimiento funciona hace cerca de diez años en un espacio arrendado por Sename a un particular, que se encuentra ubicado en calle Balmaceda 319, donde cumplen sanciones cerca de 20 jóvenes infractores de ley, bajo un régimen Semicerrado.

La directora regional del Servicio Nacional de Menores, Verónica Zárate, explicó que en base a los requerimientos de la comisión interinstitucional que supervisa las condiciones de los centros a cargo del organismo, se le pidió autorización a los dueños del terreno, e iniciaron en octubre la primera etapa de las obras.

“Los servicios higiénicos estaban en malas condiciones debido a la cantidad de años que tiene la infraestructura”, explicó Zárate, recalcando también la necesidad de contar con un espacio exclusivo para las niñas, entre otras carencias que se evidenciaron.

120 millones de pesos contempló la inversión de las mejoras.

El día 17 de septiembre un grave incendio afectó a una galería de locales comerciales en el centro de la capital regional. En esa oportunidad el Mayor de Carabineros, Ricardo Arriagada, señaló a El Día que entre las medias tomadas se tuvo que evacuar a 15 menores del Centro Semicerrado La Serena, ubicado en la cuadra afectada por el siniestro.

Este hecho encendió las alarmas en la institución, Verónica Zárate mencionó que los incendios “nos preocuparon bastante”, pero además se presentaron algunos problemas para evacuar a los funcionarios cuando ocurrió el terremoto, por lo que se intensificó la necesidad de contar con vías de evacuación.

Las falencias en términos de infraestructura también habían sido expresadas por los propios funcionarios del recinto, que en el mes de junio se movilizaron para pedir a la dirección nacional del servicio una respuesta a las “urgentes necesidades” en el lugar, demandas que se venían arrastrando desde 2015.

El proyecto de 120 millones de pesos de costo, responde a esta y otras necesidades. “Se está construyendo también una escalera de emergencia de altos estándares para que pueda cumplir con esa finalidad”, dijo Zárate.

De esta forma, el recinto contará con nuevas medidas como la instalación de una nueva red seca, red húmeda y detectores de humo con monitoreo centralizado. Además de cambios en el piso de su segundo y tercer nivel, remodelación de los 15 baños y la construcción de una sección femenina exclusiva.

"El objetivo es cumplir con los estándares necesarios que nos corresponde como Estado para la custodia de los menores". Carlos Galleguillos, Seremi de Justicia y Derechos Humanos.

Se espera que a fin de mes se puedan terminar las obras, para las cuales se tuvo que derivar a todos los menores internados a un espacio alternativo, en este caso a través del arriendo de una hostal que los recibiera mientras duran los trabajos.

Esta medida “nos permite que los trabajos continúen adecuadamente y sin interrupción para que se pueda dar en los plazos que están contemplados con la empresa, porque es una obra de gran envergadura”, dijo Zárate.

Pero no son las únicas mejoras que se tienen contempladas, ya que una segunda etapa de 25 millones de pesos permitirá terminar adecuadamente las obras y mejorar el acceso principal al patio principal “para que quede bien armónico y sea funcional para la atención de los jóvenes y también para los funcionarios”, señaló la directora regional de Sename.

"Las mejoras van pensadas en la necesidad de estar en un entorno que les brinde las condiciones adecuadas para una mejor adherencia a los procesos de intervención". Verónica Zárate, directora regional de SENAME.

En el mismo sentido, el Seremi de justicia y Derechos Humanos, Carlos Galleguillos, indicó que las mejoras impulsadas por la dirección regional del Servicio Nacional de Menores corresponden a “cumplir con los estándares necesarios que nos corresponde como Estado para tener la custodia de jóvenes menores de 18 años”.

Por lo que valoró que “se están haciendo reparaciones de alto nivel en la infraestructura, con el objeto de que precisamente no tengamos inconvenientes que lamentar en el futuro”. 6301

Mejores condiciones para cumplir programas

La directora regional Verónica Zárate explicó que el Centro Semicerrado La Serena, “es una sanción privativa de libertad, pero no al cien por ciento”, ya que los jóvenes tienen una rutina que les permite ir a estudiar o trabajar, para volver en las noches a cumplir con su régimen.

En este sentido aseguró que todas las mejoras que se están realizando “van pensadas en el bien superior de los adolescentes”, por lo que los trabajos están destinados a entregarles a los niños y adolescentes, las condiciones adecuadas para tener mejor adherencia a los procesos de intervención que se realizan.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

Vida Hogar

 

 

X