Crédito fotografía: 
Cedida
El uniformado tuvo que usar su arma de servicio para defender a familia de un sujeto que ingresó al domicilio a pesar de tener una medida cautelar por Violencia Intrafamiliar.

La rápida concurrencia de Carabineros de la Tenencia Tongoy ante un llamado al Fono Familia, permitió evitar una tragedia mayor en la localidad costera. El procedimiento, dejó lesionado a un hombre de 30 años, quien infringió una medida cautelar por Violencia Intrafamiliar, y se acercó al domicilio que comparte con su madre y hermana, sin hacer caso de las restricciones dictadas. 

Al ver la presencia policial, el sujeto, de iniciales I.A.A.A, actuó agresivamente, poniendo en riesgo la seguridad física de sus familiares y de los propios carabineros, a quienes amenazó en tres ocasiones. Primero, con una botella quebrada y con un arma blanca, y luego ocasionando daños al radiopatrulla en el cual se trasladaban.

Frente a este escenario, y considerando los riesgos de la actitud del individuo para las víctimas y la seguridad propia, uno de los uniformados hizo uso de su armamento de servicio, disparando a la parte inferior del cuerpo del sujeto, con el objetivo de deponer su actitud. 

El hombre, quien además posee veinte antecedentes penales previos y dos medidas cautelares, fue detenido por desacato e intento de homicidio, y se encuentra fuera de riesgo vital.

La familia socorrida por Carabineros, en tanto, no presenta lesiones.

Cabe hacer mención a que fueron los mismos uniformados, los que prestaron auxilio médico primario al individuo, trasladándolo al Consultorio a la espera de la ambulancia que lo traería a Coquimbo. Además, desde la institución uniformada, indicaron que se inició una investigación relacionada a los hechos.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día