• Foto de contexto
Crédito fotografía: 
Referencial
Se detuvo a un hombre de 37 años y se recuperó un celular que había sido robado minutos antes.

Una dupla de Carabineros que se encontraba realizando patrullajes preventivos de infantería por la feria ubicada en Avenida Costanera con Borgoño la tarde de este viernes, recibió una denuncia por parte de una mujer indicándoles que un sujeto se encontraba robando a los transeúntes del sector.

Con la información obtenida el personal realizó un recorrido por el lugar, divisando a un sujeto con las mismas características entregadas por la testigo, por lo que se acercaron para efectuarle un control de identidad.

Al solicitarle su cédula el hombre sospechoso dejó caer desde su mano derecha un teléfono celular.

Al preguntarle por la procedencia de dicho aparato indicó que lo había comprado minutos antes, por lo que el personal le solicitó que ingresara la clave de desbloqueo del equipo, a lo que respondió no sabérsela.

Justo en ese instante ingresa un llamado al teléfono, el cual fue contestado por uno de los funcionarios, en donde le indicaron que el teléfono era de un menor de edad y que se lo habían robado unos minutos antes; relato que fue realizado por el padre de la víctima. En ese momento los carabineros procedieron a la detención del sujeto.

Posteriormente llegó al lugar la víctima, quien reconoció el teléfono como suyo e ingresó la clave de desbloqueo para comprobar su propiedad sobre él. El detenido fue identificado como F.J.G.O. de 37 años, el cual pasó a control de detención por disposición de La Fiscalía.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

Vida Hogar

 

 

X