Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Debido a un problema logístico de Gendarmería el individuo no llegó a la formalización, que finalmente se efectuará hoy. Pese al complejo panorama, el imputado tendría una serie de atenuantes.

Para la mañana de hoy –horario por confirmar- quedó fijada la audiencia de formalización del imputado por el homicidio del vendedor de Mall Plaza La Serena, Eric Mansilla (28). 

El sujeto dio muerte al trabajador la noche del miércoles 21 de agosto, luego que ingresara a la tienda Reebok, se hiciera pasar por un comprador, y al momento de pagar huyera por calle Huanhualí, siendo perseguido por la víctima. Al llegar a la Ruta 5 Norte, fue capturado, y en ese momento  sacó de entre sus ropas un arma corto punzante la cual enterró en el cuello del joven, provocándole la muerte. 

Audiencia postergada

Tras ello, el sujeto, de 27 años, se dio a la fuga y alcanzó a estar tres días prófugo de la justicia. Fue capturado en el norte del país, en Calama, donde se había refugiado en la casa de un amigo. 

Luego de pasar por el control de detención, y permanecer en un recinto penal, debía arribar ayer martes a La Serena, donde estaba fijada la audiencia de formalización. Sin embargo, el sujeto, inexplicablemente no apareció. ¿El motivo? Según indicó el director regional de Gendarmería, Leoncio Hidalgo, “hubo problemas logísticos, que tienen que ver con un desperfecto mecánico del vehículo de Gendarmería que trasladaba a éste y a otros imputados a la zona sur.

No se pudo continuar el trayecto así que se debieron detenerse en Antofagasta para, en el transcurso del día (ayer), ser trasladados a los respectivos los tribunales”, precisó el coronel Hidalgo. 

Consultado respecto a si no existían carros que pudiesen reemplazar a los vehículos averiados para no dilatar el procedimiento, fue claro. “La plaza vehicular nuestra es limitada. Desde el norte los traslados son bastante largos, por lo que se deben hacer postas, y se nos complica el tema. Pero esperamos el día de mañana (hoy) que el individuo pueda estar cumpliendo en el tribunal”, enfatizó. 

Un perfil poco común

El imputado será representado por la Defensora Penal Pública Tatiana Barrientos, quien consultada también se mostró sorprendida por la “no llegada” del imputado. Sin embargo, está a la espera de que arribe el día de hoy para poder entrevistarse con él y elaborar una estrategia de defensa. “No tengo mayores antecedentes. Ahora, por el delito cometido el escenario es difícil pero hay que ver qué pruebas presenta el Ministerio Público”, expresó. 

Pese a que resulta difícil encontrar atenuantes, la defensora expresa que ya cuentan con una que le podría servir en los alegatos. Resulta que el sujeto, no tiene antecedentes penales. “Tiene una irreprochable conducta anterior, lo que no es algo común para una persona que se dedique a delitos de esta naturaleza. Además, de acuerdo a lo que hemos conocido, él tiene estudios superiores, es profesional, por lo tendría un perfil bastante poco común”, indicó la defensora.  

¿Más atenuantes?

El crimen conmocionó a la región entera. Sin embargo, existirían más atenuantes de las que se piensan que podrían ir bajando una eventual condena para el individuo. 

Según indicó el abogado penalista Carlo Silva, lo más probable es que el Ministerio Público formalice por el delito de homicidio simple, lo que tiene una pena de presidio mayor en su grado medio que va desde 10 años y un día a 15 años. Pero existe la posibilidad de que esta pena baje en un grado, ya que no sólo estaría la atenuante de la irreprochable conducta anterior, sino que también podría darse que el sujeto tenga una colaboración sustancial en el esclarecimiento de los hechos.

“En este caso, según lo establece la ley, su condena podría bajar en un grado. Es decir, de presidio mayor en su grado medio, podríamos pasar a presidio mayor en su grado mínimo. Aquí las penas parten en los cinco años y un día hasta los 10 años”, clarificó. 

Legítima defensa incompleta

El imputado tendría otra opción importante, según vislumbra Silva, podría darse la figura de legítima defensa incompleta. Esto, si el vendedor en el acto de reducirlo para entregarlo a la policía, es decir, retenerlo, se excedió en la fuerza aplicada, ya no sólo con la intención de mantenerlo en el lugar sino que con la finalidad de golpearlo, habría legítima defensa, pero incompleta, de acuerdo a lo que explica el abogado.

“La legítima defensa es de dos tipos, completa e incompleta. La completa es cuando tienes la posibilidad de defenderte frente a una agresión, y además ocupaste un medio proporcional para hacerlo. Y por otra parte, está la incompleta, que se da cuando existen razones para que tú te defiendas, pero la forma en que tú reaccionaste fue desproporcionada. Es decir, si hubiese ocurrido en este caso que el vendedor hubiese utilizado mayor fuerza de la requerida y el imputado saca el cuchillo para provocarle la muerte, estamos en presencia de aquello, una legítima defensa incompleta”, sostuvo. 

Frente a esta figura, la pena podría bajar un grado más. Es decir, en un proceso, si el imputado acepta el delito y la comisión de éste, se le agrega la irreprochable conducta anterior, la colaboración sustancial, la reparación con celo del mal causado, y además el hecho se reviste de esta legítima defensa incompleta, la pena podría llegar disminuir a un presidio menor en su grado máximo, es decir una pena de 3 años y un día a cinco años.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X