Un grupo de alrededor de 15 sujetos destruyeron un cerco de panderete en el que estaba dibujado el escudo de Coquimbo Unido.

“Mi hijo de nueve años me decía aferrado a su silla de ruedas llorando, ¡que no se roben mi silla, mamá, que no se la roben!” señala, aún choqueada la joven madre que sufrió el ataque de su vivienda por parte de un grupo de supuestos hinchas de La Serena, sólo porque en su cerco de panderete a alguien se le ocurrió pintar los colores y el escudo de Coquimbo Unido.

El hecho se produjo, durante la madrugada del martes, en el pasaje Río Lauca en el sector del Portal de Peñuelas, donde la familia Díaz  Ramírez dormía  tranquilamente cuando de repente sintieron un fuerte ruido, que despertó a todos los ocupantes de la casa.

“Era como un terremoto, un grupo de personas comenzó a golpear los panderetes y botaron casi media cuadra de cerco, parte de nuestro cierro y el del vecino. El objetivo, al parecer, era destruir el pirata que estaba dibujado en ese lugar”.

La propietaria de la vivienda afectada relata que la noche anterior habían destruido una parte del mural, que era la cara del pirata, pero nunca pensaron que volverían la noche siguiente a destruir todo el cierro.

“El día lunes escuchamos mucho ruido, pensamos que estaban entrando a robar y salimos gritando, soltamos los perros y los alumbramos con un seguidor de luz, lo que provocó que huyeran. Pero jamás pensé que volverían y en mayor número”.

Fueron varios metros de cerco destruido, en el que al parecer los mal llamados hinchas usaron combos, fierros y sus pies para derribarlo.

Los afectados, ante el vil ataque, llamaron a los carabineros, quienes se encontraban realizando un patrullaje en las cercanías por lo que lograron dar con un grupo de los sospechosos, que escapaban en un vehículo.

Según los afectados, se les habría comunicado que los detenidos incluso tenían en su poder armas hechizas y una serie de elementos para  derribar el cerco.

Los siete detenidos, que van entre los 19 y 25 años, fueron trasladados al retén de Peñuelas y según trascendió, varios de ellos tendrían antecedentes penales.

Además, otro grupo de los participantes en la agresión habría escapado en otro vehículo, por lo que sería intensamente buscado por las policías.

La familia afectada espera que los sujetos sean acusados por el delito de robo, porque afirman que ingresaron a su propiedad y no sólo causaron daños.

“Ellos estaban dentro de nuestro patio, incluso sobre una casa de muñecas que tenemos. Esperamos que el fiscal los acuse por robo, porque fue un verdadero ataque a nuestra familia “.

ATAQUE SIN JUSTIFICACIÓN

La propietaria del inmueble lamenta que ocurran este tipo de hechos y que esto da cuenta de lo peligroso que está el sector del Portal de Peñuelas.

“Está todo muy peligroso por este sector, pero lo más lamentable que nos ataquen de esa manera por un partido de fútbol. Nosotros ni entendemos del tema, alguien llegó y pintó el panderete con ese pirata y los colores de Coquimbo Unido. Nosotros como familia no tenemos nada que ver con eso, ese mural estaba hace tiempo y nadie le había dado una importancia o que unos locos vengan a destruirlo”.La mujer agrega que ahora tienen mucho temor de otro posible ataque y que incluso no descartan buscar otro tipo de defensa.
“Cerramos con malla raschel el sector que fue dañado y Carabineros ha pasado con frecuencia por el lugar. Pero  estamos choqueados por el ataque, imagínese, 15 tipos atacando tu hogar. Pero lo que más me preocupa es mi hijo, que hasta ahora sigue llorando por el hecho”.

INTENSO CONTROL

En reiteradas ocasiones, previo a los clásicos se han generado hechos vandálicos como lo ocurrido en el sector de Peñuelas. La sede de Club Deportes La Serena fue en su oportunidad manchada con pintura por hinchas aurinegros.

Por su parte, la sede del club porteño también fue atacada, en su oportunidad, por un grupo de barristas serenenses. Para que este tipo de hechos no se repitan se intensificarán los controles policiales antes, durante y luego del encuentro.

LLAMADO A LA CALMA

En la previa del clásico, dirigentes de ambos cuadros esperan que estos hechos sean aislados y que tras el encuentro fijado para la tarde del domingo sólo se hable de lo que pasó en la cancha.

Mientras, los verdaderos hinchas esperan ir en familia a La Portada y que este tipo de enfrentamientos no acaben con la magia del deporte.

Las autoridades autorizaron un aforo de 9 mil personas en el recinto deportivo serenense, dejando sólo 2 mil entradas para la barra visitantes.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X