• Un derrame de nitrato de amoníaco en la vía cercana a Tongoy, obligó a personal de Carabineros y Bomberos a movilizarse hasta la zona para atender la emergencia
Crédito fotografía: 
Cedida
En conversación con Radio Mistral, el Subcomisario de la 2° Comisaría de Coquimbo se refirió principalmente a las medidas que la institución tomará para garantizar condiciones viales seguras para los turistas y normalizar el comercio irregular.

La mañana del viernes 5 de enero hubo un ligero derrame de nitrato de amoniaco, un material químico considerado tóxico y que por tanto movilizó a la unidad Hazmat de Coquimbo hacia la Ruta 5, cerca de Tongoy. Afortunadamente no hubo heridos por causa de la mala maniobra, y el líquido fue limpiado por personal de Bomberos. 

Con el propósito de evitar estos percances, incluso una potencial tragedia, Carabineros está elaborando las medidas encaminadas a garantizar una conectividad segura. Así lo indicó el Mayor Juan Carlos Pérez, de la segunda Comisaría de Carabineros en la comuna de Coquimbo. 

En declaraciones a Radio Mistral, precisó que actualmente están implementando un plan que abarca varias rutas, y el personal que participa se encuentra equipado con radares y censores, además de todo lo necesario para activarse en caso de accidentes o fiscalizar. 

“Ya estamos viendo lo que es el servicio de tránsito en la región y sobre todo porque que este período estival se centra en la población flotante, principalmente por los turistas extranjeros”, añadió Pérez.

Otro aspecto que abordó el uniformado durante el contacto radial fue el del comercio irregular en la caleta de Coquimbo. Ante este hecho, el Pérez afirmó que se sostienen conversaciones con la municipalidad de Coquimbo para controlar la situación, principalmente reubicar a los vendedores irregulares de pescados y mariscos a un sitio establecido por la autoridad comunal. 

“Yo hable con el jefe de gabinete, ayer tuvimos una reunión y de hecho se está ubicando a todos esos comerciantes en la costanera para un lugar asignado", agregó.

Sobre la presencia permanente del contingente policial en los puestos no autorizados próximos al Mercado del Mar, el funcionario fue enfático en señalar la imposibilidad de que el personal esté apostado las 24 horas en esos lugares, pues el servicio apunta a servir a toda la comuna. “

Nosotros no podemos dejar puntos fijos fiscalizando lo que es comercio ambulante, nosotros le damos prioridades a emergencias, como son delitos directamente”, puntualizó.

Para compensar la falta de personal en las áreas donde se comercializan los productos del mar, Carabineros estima coordinar acciones con Departamento de Inspección Municipal de Coquimbo para ver con qué factibilidad los inspectores municipales puedan cursar las debidas infracciones.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X