Crédito fotografía: 
Cedida
La principal autoridad regional de la policía civil aseguró que siguen trabajando en forma activa en los casos de alta connotación pública que se han conocido en los últimos meses. Además, subrayó que existe preocupación por el incremento de la violencia entre bandas y espera que la comunidad siga confiando en la institución y en sus procedimientos.

Poco más de un año ha pasado desde que el jefe regional de la Policía de Investigaciones de Chile, prefecto Ricardo Gatica, asumió en el cargo, que lo ha enfrentado a diversos desafíos, considerando los resabios del estallido social y la pandemia, que obligó a la institución a redoblar esfuerzos. A eso, se suman hechos de alta connotación pública, vinculados a homicidios, riñas entre bandas rivales y otros que tuvieron lugar durante 2020 y en los pocos días que llevamos del presente año.

Pese a las dificultades, Gatica hace un buen balance, ya que la institución goza de un respaldo ciudadano importante. “Ha sido un año bien especial, porque nos enfrentamos a una pandemia desconocida. Eso mismo hizo que nosotros, como policía investigadora, nos enfrentáramos a desafíos nuevos. Porque aparte de nuestro trabajo habitual, que es investigar los delitos bajo la dirección del Ministerio Público, tuvimos que colaborar con el jefe de la Defensa Nacional en hechos relativos a la fiscalización en temas de pandemia, fiscalizando a las personas que permanecen en cuarentena obligatoria y que debían permanecer en sus domicilios”.

-¿Qué fue lo más complicado, de 2020, prefecto?

“Sin duda, tuvimos que redoblar los esfuerzos para mantener el trabajo investigativo, pero también colaborar en el cuidado de la ciudadanía para tratar de frenar esta pandemia. Lo cierto es  que se trató de un año muy peculiar, que nos sirvió para crecer”.

-Sin duda hubo mayores desafíos. ¿Hubo un incremento en el personal?

“No hemos podido incrementar la dotación, lo que es un fenómeno que se repite en todo el país. Lo que sí, en las últimas semanas, han llegado cuatro o cinco jefes nuevos a las unidades operativas, que salieron de nuestra academia superior. Eso nos permite renovar la energía y generar una nueva mirada”.

-La semana pasada se dio a conocer el balance de la gestión operativa 2020 de la PDI, de parte del director general, Héctor Espinoza, donde se apreció un incremento en variados delitos, sobre todo homicidios. ¿Cuáles son los datos que ustedes manejan localmente?

“Hubo una cantidad importante de delitos, es verdad, pero el incremento de 2020 fue levemente superior a igual período anterior. De 32 que tuvimos el 2019, subimos a 36. Creo que el hecho que estuviéramos en pandemia y en otros momentos con cuarentena, generó la sensación de que el aumento es más significativo. Se está trabajando en el esclarecimiento de los más recientes, y de esos 36, hemos resuelto 26, con los autores detenidos y a la espera de los respectivos juicios”.

Rencillas

-Prefecto, hemos conocido hechos donde bandas rivales organizadas, incluso familias, se están enfrentado con resultados de muerte, como sucedió en Islón o en el sector de la Varilla. ¿Qué proyección se puede hacer en torno a estos fenómenos?

“Dentro de los conflictos que existen entre las organizaciones criminales o bandas delictuales, cada una busca quedarse con los territorios a como dé lugar, y me parece tienen una relación directa con el tráfico de drogas, que es la mayor manifestación del crimen organizado. Por supuesto, cada banda quiere mantener su territorio y por eso todo termina en situaciones violentas, las que crean temor en los sectores aledaños. Estamos muy conscientes de eso y tenemos a los equipos investigativos trabajando en esos casos”.

-El caso de la menor Melissa Chávez, víctima de un homicidio al interior de su vivienda, y la desaparición de Carlos Díaz Gálvez, son casos de alta complejidad. ¿Se avanza en ellos?

“Son investigaciones complejas, ante hechos que provocan alerta en las comunidades. Pero nosotros, como institución, estamos haciendo el trabajo científico de la investigación, no puedo dar mayores antecedentes porque estamos en pleno proceso investigativo, pero tengan la seguridad que la PDI está haciendo su máximo esfuerzo. Hay avances”.

-Cuando los medios informan nuevos datos, a partir de sus propias fuentes en casos de alta connotación ¿Influye en el desarrollo de las investigaciones?

“Los antecedentes que nosotros tenemos que levantar, como policía científica, debemos entregarlos a los tribunales de justicia. Deben ser hechos comprobables y reales, que podamos presentar en los juicios, para que sean probatorios. Nosotros no nos podemos contaminar con rumores e informaciones que surgen, debemos apegarnos a información que esté comprobada”.

- Prefecto, ¿cuál es la situación actual del nuevo cuartel en Coquimbo?

“Estamos en la parte final de la implementación. Tenemos la esperanza de que podamos inaugurarlo a la brevedad posible, porque para nosotros representa un avance significativo, ya que vamos a contar con tres unidades operativas que le van a dar cobertura territorial a la conurbación. Lo inauguraremos sí o si durante el primer semestre. Queremos que la gente siga confiando en su policía, valoramos el respaldo ciudadano y queremos seguir respondiendo a los requerimientos del Ministerio Público”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día