• El audiencia de formalización, Abraham González habla con su defensor, Gerardo Tagle.
  • Vecinos visitan y dejan velas en la casa de José del Tránsito, en calle Estanislao Ollarzú, de Canela Baja.
  • "Justicia Para Don Trásito Pérez", se lee en un afiche pegado a la entrada de la casa de la víctima, donde fue encontrado parte de su cuerpo.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Mientras se perician las facultades mentales del imputado para someterse a un proceso penal, su defensa ha pedido al Juzgado de Garantía de Los Vilos que de celeridad al ingreso a un recinto psiquiátrico, mientras la Fiscalía indaga en las sospechas de la familia de la víctima de la posibilidad de que existan otros involucrados.

El próximo martes se cumplirán tres meses desde que fue suspendido el procedimiento penal llevado a cabo por el Ministerio Público en el caso del macabro homicidio de José Del Tránsito Pérez (89). El adulto mayor fue asesinado y su cuerpo desmembrado en la semana de Fiestas Patrias de 2018, a manos de un joven de 24 años de edad, que solía frecuentar su casa en su adolescencia.

Fue el 18 de septiembre de 2018 el último día en que se vio a “Don Tránsito” con vida. Vestía su mejor ropa para -como cada año, sin falta- participar del desfile cívico en la Plaza de Armas de la localidad de Canela Baja, en la Provincia de Choapa. Quienes lo conocieron en vida coincidían en que, pese a su edad, era muy activo socialmente, llegando a participar de varias organizaciones, que lo llevaron a ser muy conocido y querido por sus vecinos.

Lee También: "El elaborado plan de venganza de “El Comando” en Canela"

Solía compartir a diario con la gente que pasaba fuera de su casa en calle Estanislao Ollarzú, por lo que su ausencia por varios días fue la primera alerta para sus familiares y amigos. Con una denuncia por presunta desgracia, los sobrinos de Pérez llegaron junto a Carabineros a buscar pistas de su paradero a su vivienda, pero lo que encontraron los dejó consternados.

Partes de su cuerpo estaban al interior de un bolso en el patio, envueltas en frazadas y cinta adhesiva. Por la tarde, la Policía de Investigaciones encontró el resto torso del anciano al fondo de un pozo séptico, ubicado en los terrenos de una vivienda cercana que se encontraba abandonada. En ese momento las diligencias se tornaron a dar con el autor del hecho, con algunos antecedentes aportados por vecinos, sumados al trabajo de inteligencia policial.

El principal sospechoso era Abraham González, conocido por los habitantes del pueblo como “El Comando” por su particular forma de vestir y su afición a entrenar a diario para mantener un buen estado físico. El joven había estado algunos años lejos de Canela Baja, volvió antes del crimen y tras la muerte de José del Tránsito se le perdió de vista, por lo que de inmediato se esparció la información que lo apuntaba como presunto responsable.

Fue encontrado trabajando en un taller mecánico de la comuna de Mejillones, en la Región de Antofagasta y tras ser detenido por los detectives de la Brigada de Homicidios, confesó su autoría en el crimen, firmando su declaración. El relato del joven fue leído por el fiscal Rodrigo Gómez en la audiencia de formalización y produjo aún más asombro en los asistentes y medios de comunicación que repletaron la sala del Juzgado de Garantía de Los Vilos el 05 de octubre.

Su plan era vengarse de todo el que había “hecho daño”. Sus intenciones eran dar muerte a algunos carabineros, que se habrían burlado de sus problemas al habla e incluso lo habían golpeado. En cuanto a José del Tránsito, aseguró que el anciano había abusado sexualmente de él cuando frecuentaba su casa a la edad de 14 años, problemas que le habrían “impedido desarrollarse como una persona normal”.

Suspensión del procedimiento

Los familiares del imputado dieron cuenta de antecedentes de problemas mentales por los cuales el joven había estado bajo tratamiento médico, lo que fue indagado por la Fiscalía y usado como argumento por la defensa, que volvió a Garantía en octubre a pedir que se revisara la medida cautelar de prisión preventiva fijada por el juez, así como la suspensión del procedimiento. En primera instancia fue rechazado y luego aceptado este año, el 10 de junio.

Daño orgánico cerebral, psicosis orgánica, trastorno de personalidad orgánico y retraso mental moderado, fue el diagnóstico por el cual ya había sido sobreseído en otro proceso penal en 2011, cuando se sometió a un tratamiento que luego abandonó. Ahora, con la necesidad de nuevas pericias, este hecho podría volverlo nuevamente inimputable, lo que evitaría que fuera a la cárcel e incluso podría llegar a un sobreseimiento definitivo.

Si se decide que es inimputable, por no estar en las condiciones mentales para comprender los alcances de un juicio, se tendría que determinar si es “peligroso o no peligroso”. Si lo es podría hacer daños a terceros o a sí mismo, por lo que el Ministerio Público podría pedir que se aplique como medida de seguridad su internación en un establecimiento psiquiátrico, para que sea intervenido. Si no es peligroso, el debate se centraría en decretar un sobreseimiento y quedar en libertad.

Contactado por El Día, el abogado Gerardo Tagle, defensor penal público que tiene la representación del imputado, recalcó que “esto no significa lo que popularmente se dice de que ‘lo está pasando por loco’ para que se libre. (…) El ánimo nuestro es demostrar que quizás esta persona no actuó así en base a su conciencia y que es mejor que sea tratado en una institución”, dijo.

Idas y vueltas

El tribunal encargó al Hospital José Horwitz de Santiago realizar las pericias que determinarán el estado mental del joven. El informe está en confección y será decisivo al momento de debatir si es o no inimputable y en caso de estar en sus facultades para continuar con el proceso penal, se retomará la tramitación ordinaria de la causa, con un juicio oral que determinaría su eventual condena.

Con el procedimiento suspendido, Abraham debía hacer ingreso inmediato a un centro de salud mental, pero por falta de disponibilidad de camas no pudo permanecer en el recinto capitalino, por lo que fue ingresado al penal de Santiago 1 y luego se ordenó su ingreso al hospital del penal de La Serena en Huachalalume, desde entonces, su defensa se ha encargado de agilizar, sin éxito, su ingreso a una institución correspondiente.

“La ley lo mandata así. Es una deuda que tenemos como sociedad, que los problemas mentales tienen un mínimo de camas psiquiátricas y con los índices de problemas mentales en este país es lamentable y triste, y pasa no solo por las personas que están privadas de libertad”, dijo el abogado.

Junto con buscar la premura en este proceso, además buscan apurar los informes necesarios para definir pronto el destino del imputado. “Como la Defensoría Penal Pública busca que los procesos de las personas privadas de libertad se vean con la mayor celeridad posible, hice una presentación al Tribunal de Garantía de Los Vilos (…) para tener una fecha cierta y tener una prognosis de lo que vamos a hacer”.

Haciéndose cargo de esa petición, el juzgado emanó con fecha de 03 de septiembre una resolución en la que dan un plazo “no superior a tres días, contados desde la recepción” del documento, para que tanto Gendarmería de Santiago Uno como el Hospital Horwitz apuren el proceso. “Es mucho trabajo, es entendible, pero yo tengo que velar que este joven tenga su juicio lo más antes posibles, que es su derecho”, agregó.

Familia busca “otros culpables”

A poco de cumplirse un año del crimen, en Canela Baja aún reina la incertidumbre. Desde el primer minuto, el entorno de José del Tránsito estaba convencido de que Abraham González no había actuado solo. Tras la formalización sus sobrinos esbozaron la posibilidad de que alguien haya “usado” al joven para cometer el crimen y que el autor intelectual sería otro. “De seguro vio algo que no debía ver y él no callaba. Alguien le dice que diga esas cosas, le están preparando el discurso, le lavaron el cerebro”, sostuvieron.

Hoy la idea persiste. Contactamos a Johana Pérez, una de sus sobrinas, quien advirtió que “si se cierra el caso no lo vamos a permitir, porque no nos queda ninguna seguridad, porque tenemos claro que él no actuó solo. Aún estamos convencidos de eso (…) Mas que temor, no queremos que el caso quede ahí y no se haga justicia real, como corresponde, que no se castigue a los verdaderos culpables”, sostuvo.

Consultados por esta situación, desde la Fiscalía indicaron a El Día que a raíz de las inquietudes de los familiares y los vecinos de Canela Baja, se encargaron diligencias investigativas a la Brigada de Homicidios de la PDI para ver qué tan ciertas son estas sospechas. Se emanó un informe “bastante extenso”, sin embargo no se arrojaron resultados en esa línea, pero como en toda investigación, ninguna arista está del todo cerrada.

Con dos misas recordarán a “Don Tránsito”

Este 19 de septiembre se cumple el primer año de superar un profundo dolor en la familia Pérez, quienes están organizando una misa para el día 20 y el pueblo se organizó para fijar otra para el día 21 en la tarde. Su sobrina Johana asegura que esto es prueba de que la gente confía en que la acusación de abuso sería falsa.

“Se ensució la imagen de mi tío, pero el pueblo sabe que eso no es así, que fue una mentira, el pueblo lo conoció en todos los años que vivió ahí y ellos mismos están organizando parte de la misa y aún siguen con fe que no va a quedar impune” sostuvo.

Además hay intenciones de hacer un memorial en el terreno de su casa que por estos días se ha llenado de velas, fotografías y peticiones de justicia, pero mientras no se cierre el proceso de investigación, el lugar no podrá ser intervenido, por lo que desde el entorno de José del Tránsito se suman al ánimo de que el proceso se acelere.

 

Cronología

18 septiembre 2018

José del Tránsito Pérez Cortés (89) fue visto por última vez en público en un desfile en el centro de la comuna de Canela con motivo de las Fiestas Patrias. Luego de perderse todo rastro del anciano, la familia presenta una denuncia por presunta desgracia.

19 septiembre 2018

El adulto mayor fue asesinado en su casa y el autor del crimen utilizó un serrucho para cortar sus extremidades y su cabeza, escondiendo los restos.

23 septiembre 2018

Atendiendo a la denuncia por presunta desgracia, carabineros en compañía de sobrinos de la víctima encuentran el torso del anciano al interior de un bolso, en el patio de su casa. Más tarde la PDI encontró las otras partes del cuerpo en una vivienda deshabitada.

02 octubre 2018

Abraham González, de 24 años de edad, fue detenido en Mejillones, luego de ser situado en el crimen con declaraciones de testigos. El detenido reconoce su participación y revela un plan de venganza a funcionarios de la PDI.

03 octubre 2018

La PDI entrega detalles del caso a la prensa, mientras el imputado pasa a control de detención en la comuna de Los Vilos, ampliando el proceso hasta el día 05 de octubre, para cuando se fijó la formalización.

05 octubre 2018

En presencia de familiares de la víctima y el imputado la Fiscalía formaliza la investigación Abraham, entregando detalles de la declaración expresada por el joven a la PDI. El imputado queda en prisión preventiva y el plazo para la investigación en 120 días.

17 octubre 2018

La Corte de Apelaciones de La Serena rechazó el recurso presentado por la defensa del imputado, que buscaba anular la medida cautelar de prisión preventiva, por reparos a la obtención de la declaración del joven.

29 octubre 2018

El Juzgado de Garantía de Los Vilos rechazó la solicitud de suspensión del procedimiento y revisión de las medidas cautelares presentada por la defensa, por los antecedentes de salud mental del imputado.

10 junio 2019

Tras un nuevo intento de la defensa ante el juzgado, se decretó la suspensión del procedimiento, ordenando al Servicio Médico Legal la realización de pericias psiquiátricas y se ordena la internación del imputado a un hospital psiquiátrico, con nuevas órdenes de exámenes.

11 junio 2019

Por falta de infraestructura en la red pública y privada de salud, Abraham es trasladado al hospital de Gendarmería en el Complejo Penitenciario de La Serena. Desde entonces no se sabe con claridad cuándo entrará a un recinto de salud mental.

16 agosto 2019

Abraham González, habiendo sido trasladado a Santiago, se somete a pericias psiquiátricas por parte del Hospital José Horwitz de Santiago, las que están siendo canalizadas en un informe que se entregará al juzgado.

03 septiembre 2019

A petición del Ministerio de Justicia y la Defensoría Penal Pública, se pide que el Hospital José Horwitz informe en un plazo de tres días el estado de la tramitación de ingreso del imputado, así como de los informes periciales.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X