Crédito fotografía: 
El Día
Durante una fiscalización al comercio ambulante en el centro de la comuna porteña se provocó un enfrentamiento entre ilegales y Carabineros que finalizó con cuatro funcionarios policiales con lesiones de carácter leve y una persona detenida por agresión.

La situación del comercio ambulante ilegal en las zonas céntricas de las ciudades se ha transformado en una problemática país, donde los esfuerzos para erradicarlo no han dado frutos positivos convirtiéndose en un dolor de cabeza tanto para los municipios como para Carabineros.

Las calles se transformaron en verdaderos centros comerciales y los más perjudicados son los locatarios establecidos que ven como muchas veces las personas optan por comprarles a quienes ofrecen productos a menor valor.

Las críticas de la ciudadanía son acerca del poco control y fiscalización, sin embargo, se genera un problema cuando se realizan dichos procedimientos y es la misma gente que defiende y apoya a los ambulantes, cuestionando y atacando a las autoridades.

Así fue como sucedió la jornada de ayer cuando personal uniformado procedió a controlar la identidad de los vendedores situación que dejó a cuatro Carabineros de la Segunda Comisaría de Coquimbo lesionados.

Esto ocurrió pasado el mediodía de este jueves en calle Aldunate en Coquimbo cuando Carabineros procedió a realizar un control de identidad a uno de los ambulantes quien se negó a entregar su cédula.

Cuando los funcionarios le advirtieron que sería trasladado hacia la unidad policial el sujeto se habría ofuscado y puesto resistencia, al momento de subirlo al vehículo policial habrían llegado un grupo de personas en defensa del sujeto atacando y lanzándole objetos contundentes a los uniformados.

El hecho fue presenciado por locatarios del sector quienes registraron en video los hechos, donde se puede apreciar la agresividad con la que se provocan los enfrentamientos y como hay transeúntes que defienden a los ambulantes agrediendo a la autoridad con diversos elementos como sillas, fierros, piedras, entre otros.

Esta situación dejó a cuatro Carabineros de la Segunda Comisaría de Coquimbo con lesiones leves, en su mayoría contusiones en diversas zonas del cuerpo, sin embargo uno de ellos fue herido con una silla resultando con una herida cortante occipital.

Se trató de un Subteniente, un Cabo 1ero y dos Carabineros, cuya salud fue verificada por el Comisario de Coquimbo quien constató que se trató de heridas leves que no requerían de reposo médico, por lo que los funcionarios continuaron de servicio.

El agresor fue detenido e identificado con las iniciales J.M.Z.L , sin antecedentes penales, quien quedó en custodia policial y pasó a control de detención.

Agresividad de los ilegales

Un aspecto en el que desde ambos municipios, Carabineros y también el comercio establecido coinciden, es en la violencia y agresividad con la que responden quienes se instalan en las calles cuando son fiscalizados.

Al respecto el Prefecto de Coquimbo, Comandante Carlos Rojas  indicó que “el procedimiento de hoy es una clara muestra de la agresividad de estos comerciantes, la mayoría de ellos que lo hacen de forma irregular, tal como lo he señalado en otras oportunidades”.

Agregó que “es importante que la gente común, el turista, las personas de bien, se den cuenta como “matonezcamente” el resto de los comerciantes se abalanza sobre Carabineros, los agreden y protegen al infractor y lamentablemente mucha gente solidariza con ellos, sin saber que detrás de esta práctica hay delitos conexos”.

El Prefecto añadió que Carabineros estará cursando infracciones a quienes adquieran productos desde el comercio ilegal, por lo que llamó a comprar en locales establecidos para evitar recibir multas.

En Coquimbo la situación no es nueva, según comentó el Presidente de la Cámara de Comercio de Coquimbo, Fernando Guzmán, en varias ocasiones inspectores municipales han sido violentados al momento de los controles.

“Con los inspectores ha habido insultos, eso es lo normal, entonces lo inspectores no se atreven por los constantes insultos y amenazas que se producen”.

Dijo que era una situación habitual, especialmente donde se realiza la feria de Coquimbo, donde hace un tiempo un inspector habría sido atacado por un sujeto que vendía de forma ilegal, por lo que las personas prefieren no exponerse.

“Es gente muy agresiva y por supuesto que esto hay que tomarlo con bastante determinación y fuerza y no todo el mundo lo hace” agregó.

La agresividad con que algunos responden no ocurre solo en el centro de Coquimbo, sino también en La Serena y, desde hace poco, en la Avda. del Mar, donde algunos comerciantes decidieron trasladarse producto del alto flujo de público.

Problema de años

“El comercio ambulante a nivel nacional siempre ha sido un problema desde que yo entré a la Cámara de Comercio hace 30 años” aclaró Guzmán.

Afirmó que mientras no se regule como corresponde seguirá existiendo, ya que no existe una legislación acorde a un país en vías de desarrollo.

“La ley no es clara respecto a este punto y no le entrega a un órgano definido la potestad para hacer cumplir la ley, porque resulta que estos temas se dejan muchas veces a las ordenanzas municipales, entonces en estos casos se produce una multa al Juzgado de Policía Local, las que son muy bajas y no tienen ningún tipo de operatividad”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X