• Fue en el condominio Puesta de Sol, en Coquimbo, donde tuvo lugar el episodio en julio del año pasado.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El jueves se condenó a dos personas por el delito de lesiones graves en contra de Jorge Santana y Juan Véliz, conserje y rondín quienes fueron brutalmente golpeados en julio del 2016. Mientras uno –Santana- continuó laborando tras el episodio, el otro –Véliz- nunca se pudo recuperar del trauma.

Uno siguió trabajando y el otro no pudo recuperarse del trauma. Disímiles fueron los futuros del conserje Jorge Santana y el rondín Juan Véliz, ambos trabajadores del condominio Puesta de Sol, ubicado en Sindempart en Coquimbo.

Ellos fueron brutalmente agredidos la madrugada del 30 de julio del 2016 mientras realizaban sus labores. Los hechos se produjeron cerca de las 06:40 cuando cuatro personas, tres hombres y una mujer se acercaron a la entrada del recinto (condominio Puesta de Sol) para ingresar, aprovechando que en ese momento el portón se encontraba abierto, ya que justamente pasaba el camión de la basura. Triste coincidencia.

Jorge y Juan sólo hicieron su trabajo e intentaron detenerlos, pero comenzó una discusión que no se detuvo. Los insultos iban de lado a lado, hasta que de las palabras pasaron a las manos. Jorge, según se puede apreciar en un video de las cámaras de seguridad que circuló días después, encaró a uno de los individuos, fuertemente, éste lo tomó por el brazo y el conserje se lo quitó bruscamente de encima.

Según se apreció en el registro visual, desde atrás, el rondín se acercó con un tubo de PVC para defender a su amigo e intentó golpear a la otra persona. A esas alturas la violencia estaba desatada, y lanzaron una bicicleta directo al cuerpo de Jorge, quien junto a su compañero, ambos adultos mayores, no fue mucho lo que pudieron ante los jóvenes.

En menos de un minuto y medio, y después de recibir una brutal golpiza, yacían en el suelo, inconscientes.

EL DESENLACE

Tras ello y la divulgación del video, se inició una investigación y una batalla legal que llegó a su fin el día jueves, cuando en el Tribunal Oral de La Serena declaró culpables a dos de los autores de la agresión, Mario y Carolina Taibo por el delito de lesiones graves y se está a la espera de la lectura de sentencia que quedó fijada para el día cuatro de abril.

DIFERENTE REALIDAD

Han pasado 8 meses desde el episodio y pese a que en un principio, tras recuperarse de las lesiones ambos volvieron a trabajar, no sobrellevaron la situación de la misma manera. Mientras que Jorge Santana, el conserje continúa con su labor en el condominio “muy feliz”, según dicen cercanos, y de hecho todavía sigue luchando en una demanda civil contra sus agresores, Juan Véliz, el guardia agredido, se retiró del trabajo tiempo después, argumentando que no había podido superar la situación y que prefería un trabajo en el que no corriera riesgos.

Así lo consignó el presidente del comité administrativo del condominio Puesta de Sol, Patricio Vargas. “Lo que pasa es que no todos tenemos distintas personalidades, solamente don Jorge Santana siguió con nosotros. Don Juan Véliz decidió retirarse de esto en forma voluntaria porque el tema le afectó demasiado (…) él me lo comentó en varias oportunidades, al parecer no volvió a ser el mismo, es una lástima pero yo sé que tiene otro trabajo y se dedica a sus labores personales”, contó.

En relación a Jorge, “él lo sobrellevó bien, se le ve muy bien hasta el día de hoy. Insisto lo que pasa es que todos tenemos personalidades diferentes, pero lo importante es que ahora ya se está haciendo justicia por lo que les tocó vivir”, indicó.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital