• Escenas de profundo dolor se vivieron ayer en el Cementerio Católico de Coquimbo lugar donde fueron sepultados los restos del joven asesinado por un compañero de Liceo.
Crédito fotografía: 
Jenny Castillo
El joven fue sepultado al mediodía de ayer en el cementerio Católico de Coquimbo. Familiares y amigos llegaron a darle su último adiós y manifestaron su anhelo de que el autor del crimen no quede impune por ser menor de edad.

 “No me importa que sea menor de edad , debe pagar por lo que le hizo al “Seba”. Se decía ser su amigo, un amigo no lo deja tirado como él lo hizo con mi niño”, señalaba una de las asistentes al funeral de Sebastián (16) ,  joven estudiante del Liceo José Tomás Urmeneta asesinado de una puñalada a manos de un compañero a las afueras del recinto educacional.

El día de ayer se efectuaron los funerales del menor en el Cementerio Católico de Coquimbo donde llegaron familiares, amigos, compañeros de liceo y cercanos para brindarle su último adiós.

El trayecto del cotejo fúnebre se realizó escuchando canciones que eran las favoritas del joven y con lanzamientos de fuegos artificiales por parte de sus amigos.

 “Tenemos que conocer qué pasa con nuestros hijos más allá de nuestra puerta del hogar”, Luis Rojas, tío del menor asesinado

“Era un niño alegre, le gustaba la música hip hop y el fútbol era su pasión. Sus abuelos  que lo criaban están deshechos , hace menos de un año había partido el  Geremy que era su hermano mayor y  que no tenía más de 20 años”, relataba  Carlos Díaz, vecino del sector San Juan.

Algunos compañeros del Liceo Industrial manifestaron que el menor autor del homicidio y que cursaba el primero medio en el establecimiento, estaba siempre generando problemas y que las autoridades del recinto sabían de esta situación y nunca hicieron nada para solucionar el tema.

 En medio de su dolor la familia pidió que las autoridades  no olviden el caso de Sebastián y que se haga justicia contra el autor del crimen.

Luis Rojas, tío del menor,  indicó que esperan justicia  y que además su muerte no sea en vano y que sea un llamado de alarma para todos los padres.

“Tenemos que conocer qué pasa con nuestros hijos más allá de nuestra puerta del hogar”.

Rojas indicó  que respecto a supuestas denuncias sobre hechos de violencia  al interior del liceo, lamentaron que tuviera que pasar la muerte de un menor para que se tome cartas en el asunto y así se lo manifestaron a las autoridades del colegio”.1205

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X