Permanece en prisión preventiva y el tribunal otorgó un plazo de 45 días para la investigación

Tras una prolija investigación llevada adelante por parte de la Fiscalía de La Serena, fue formalizado el empresario automotriz Juan José Gálvez, por su presunta participación en 34 delitos de estafas y ocho apropiaciones indebidas en la compraventa de automóviles usados.
Según los antecedentes entregados por la Fiscalía, la mayoría de los hechos ocurrieron en la Automotora Gálvez, en la capital regional, de propiedad del empresario.
Gálvez quedó privado de libertad debido a que debe comparecer a un juicio al cual no se presentó antes y porque fue considerado como un peligro para la sociedad.
Así lo graficó el fiscal que lleva la causa, Rodrigo Céspedes, quien indicó que Gálvez “queda sujeto a la medida de prisión preventiva por haber estimado el tribunal que se configuraba un peligro para la seguridad de la sociedad”.
Según el fiscal, el tribunal tuvo presente para ello el número de delitos por el cual fue formalizado y “por el hecho que ya presentaba condenas anteriores por giro doloso de cheques y se encontraba incluso dando cumplimiento a un beneficio alternativo”, dijo Céspedes.
Juan Gálvez escuchó la formalización de la investigación, donde el fiscal relató los 42 hechos, en una causa que ha sido investigada por la fiscalía de La Serena y por la Unidad de Alta Prioridad de Casos de la Fiscalía Regional.
Según se informó, los hechos delictivos habrían ocurrido entre los años 2008 y 2012, en los cuales, de acuerdo a la investigación, se registran la apropiación de dineros y de vehículos, protestos de cheques, entrega de vehículos con desperfectos, documentación atrasada de los vehículos, no cancelación de precios acordados para la venta de automóviles que el imputado adquiría por parte de sus víctimas, entre otros hechos delictivos.
Las estafas alcanzarían una suma cercana a los 141 millones de pesos, mientras que los correspondientes a las apropiaciones indebidas suman otros 20 millones de pesos.
El imputado, además, cumplió condena de 4 años por el delito de giro doloso de cheques y hoy deberá comparecer a un juicio oral en su contra por apropiación indebida.
El tribunal determinó un plazo para la investigación de 45 días, tiempo durante el cual la Fiscalía debe terminar de realizar las diligencias pendientes.
Rodrígo Céspedes no descartó que aparecieran otros hechos delictivos que involucren al empresario, por eso se requería un período de recopilación de antecedentes para determinar el número de casos con el que se sustentará la acusación final al imputado. 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

Diario El Día

Vida Hogar