Crédito fotografía: 
Cedida
Aunque los jueces determinaron la culpabilidad del joven imputado por el delito de homicidio simple, familiares de la víctima no quedaron conformes con el procedimiento. Madre del condenado insiste en la inocencia de su hijo y asegura que él fue amenazado.

El juicio oral por la muerte y descuartizamiento de un anciano ocurrido en septiembre del 2018 en la comuna rural de Canela culminó con el veredicto de condena en contra del imputado por este hecho, un joven de 25 años identificado como Abraham Gonzalez Andrade. 

Sin embargo, la resolución de los jueces del Tribunal Oral en lo Penal de Ovalle que determinó la culpabilidad por el delito de homicidio simple no cumplió las expectativas de los familiares de la víctima, presentes en la sala de audiencias.  Según logró establecer la fiscalía, el cuerpo de José del Transito Pérez Cortés (89) , dividido en partes, fue encontrado por distintos sectores de la comuna de Canela.

Durante los 8 días del juicio oral, la Fiscalía  acreditó que el afectado murió por asfixia y tras aquello su cuerpo fue cercenado.

El fiscal Rodrigo Gómez explicó que una pericia de una huella digital obtenida el 23 de septiembre fue clave para acreditar la responsabilidad del sujeto.

“Estaba en la banda que cubría el torso (de la víctima). En un par de días nos dio luces de quien era el actor de dicha acción. Eso sumado a bastantes testigos los que pudieron establecer día, hora y lugar aproximado donde fue visto este señor incluso zamarreando días antes, golpeándolo y agrediéndolo pudimos acreditar los hechos”, indicó. 

Durante la audiencia de este miércoles, el fiscal solicitó que se considerará como agravante que el sujeto además está sentenciado por violación tentada en juicio abreviado contra una mujer, hecho que ocurrió antes de la formalización por el homicidio del anciano (mayo de 2018) y que por el cual fue condenado en abril del 2019.

Por su parte, el defensor público, Gerardo Tagle solicitó que se evaluará al momento de la sentencia la irreprochable conducta anterior del condenado y que él prestó declaración que permitieron dilucidar el cómo ocurrieron los hechos. 

El fiscal

Luego del veredicto condenatorio, el fiscal del caso Rodrigo Gómez, sostuvo que la decisión del tribunal no fue de toda conformidad por parte del Ministerio Público.  “Se hizo una pericia que fue solicitada a la Policía de Investigaciones quienes establecieron que no había fallecido producto de aquello (que habría fallecido por cortes), sino que por asfixia. En razón de aquello, fue lo que finalmente lo reformalizamos y pensamos que efectivamente era calificado porque él actúo sobre seguro”, detalló el fiscal. 

Mediante los testimonios e hipótesis de la familia de la víctima, Gómez indica que “lo que se ha sacado a la luz es la participación de más personas. Nosotros vamos a investigar cada uno de los antecedentes que sean concretos, para eventualmente establecer aquello...Esto no termina aquí, en el sentido de que cualquier antecedente nuevo que tengamos en concreto, lo vamos a seguir investigando”, añadió.

Tras la instancia de determinación de pena, se aportaron antecedentes desde parte de la Fiscalía en donde se acredita que en abril 2019, el acusado fue condenado por un delito de violación.

La molestia de la familia

Pese a que los jueces determinaron la culpabilidad el imputado, los familiares de la víctima no quedaron conformes con la resolución y así lo plantearon al término de la audiencia. 

Aníbal Gómez, sobrino político de la víctima, comentó que el actuar del fiscal a cargo del caso fue  “nefasto” porque  “prescindió de los testigos principales que debía citar y como familia no sabemos por qué razón. Por ejemplo, el concuñado que fue el último familiar del tío, quien lo vio con vida durante la última noche que él estuvo con vida”.

Asegura que este concuñado vio a otras personas aquella noche, pero que éstas tampoco fueron citadas.  Para Patricia Pérez, sobrina de la víctima, “no existió una buena investigación porque faltó transparencia. Siempre hemos tenido la sospecha que hay otras personas que están involucradas en el crimen, no solo el joven que fue condenado”. 

Juana Pérez, también sobrina de la víctima, manifestó  su disconformidad.  “No quedamos conformes porque sabemos que hay otras personas que están libres y que seguirán haciendo lo que ya pasó, están dejando libres a las personas más involucradas en el hecho, porque en Canela es un pueblo chico y se sabe todo y que quienes están involucrados transaban droga”. 

Para ella, resulta sospechoso que vecinos de su tío la invitaran a tomar té y que desde la propia casa se viera el bulto y no hayan advertido que se tratara del cadáver de su familiar. 

Madre alega inocencia de hijo

En los pasillos del Tribunal Oral de Ovalle, se paseaba nerviosa e inquieta, Sandra Andrade, quien es madre del joven que fue condenado por el crimen. Ella intentaba escuchar las declaraciones que tanto los familiares de la víctima como el fiscal realizaban a los representantes de los medios de comunicación que dieron cobertura a la audiencia. Confesó que  como madre, “no estoy de acuerdo con todo lo que está sucediendo, veo mucha injusticia. Mi hijo es inimputable, está enfermo y está pagando por algo que él no ha hecho, y los culpables andan libres”. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital