Crédito fotografía: 
Cedida
La joven illapelina y su hijo de 4 años fueron asesinados por su pareja tras dispararles con una escopeta, en la localidad de Sibaya, al interior de la región de Tarapacá.

Impacto y dolor causó en la comuna de Illapel la muerte de la joven madre oriunda de la comuna, Ariana Bravo Aracena y de su hijo de 4 años, a manos de su pareja el pasado sábado en la localidad de Sibaya, en Huara, región de Tarapacá.

La mujer de 30 años se había trasladado con su ahora victimario, con quien tenía dos hijos a la zona norte del país hace unos cuatro años.

Cristian Monroy, comandante de la Prefectura de Carabineros de Tarapacá, detalló que “esta familia estaba compuesta por el padre, la madre y dos menores de edad, de los cuales la madre y un niño de cuatro años están fallecidos, y una niña de tres años sin lesiones. Como arma homicida el autor utilizó un rifle calibre 22 y algún elemento contundente, de los cuales se quiso deshacer huyendo del lugar y botándolos hacia un río. El arma fue recuperada por personal especializado y está siendo periciada”.

Anteriormente había vivido en la comuna de Salamanca, donde cercanos afirman que se observaban como una pareja joven sin problemas aparentes.

“Ellos eran medios artesanos y le gustaba el contacto con la naturaleza, hacían productos. Él se veía un tipo normal, pero uno no conoce la situación que pudo haber estado viviendo ella puertas adentro”, indica Juana Morales, vecina de la comuna de Salamanca quien sostiene haber compartido en más de una oportunidad con la pareja cuando vivían por la zona.

Claro porque hace cuatro años que se habían trasladado una parcela al borde del río entre Sibaya y Achacagua para criar cabras y producir de leche con la cual elaboraban quesos.

Los vecinos de Sibaya relataron a las autoridades que participaban en todas las instancias comunitarias, siendo él parte de la Comunidad de Aguas y ella usaría del Programa de Desarrollo Territorial Indígena (PDTI) de Indap.

Esta labor era la que destacan algunas amistades que la joven tenía en la comuna de Illapel, sobretodo en la población La Aguada, a quien les habría relatado que en los últimos meses estaba concentrada en su trabajo en base del queso y sacar su resolución sanitaria y poder ingresar a nuevos mercados, con un queso de cabra con sabores a especias, de la zona de Huara.

Destacan también que su principal norte eran sus dos hijos de 4 y 2 años, además, que en cuanto a su relación con el imputado era bien reservada, pero nadie esperaba que pasara esta lamentable crimen.

El femicidio de Ariana y el parricidio de su hijo han golpeado fuertemente a toda la ciudad de Illapel, debido a que la joven y su familia son muy estimadas en la comuna.

“Ella era una familia muy humilde, son varios hermanos, pero todos muy inteligentes y la mayoría sacó su profesión universitaria. Ariana destacaba siempre en sus notas y no siguió una carrera como sus otros hermanos, quizás por tener otros intereses, porque capacidad tenía de sobra” , indicó una compañera de colegio.

Precisamente sus compañeros de generación del Liceo Politécnico Pablo Rodríguez Caviedes de Illapel han iniciado una colecta por redes sociales para ir en ayuda de sus cercanos y poder apoyar a la familia.

La comunidad de la capital provincial de Choapa se estaría organizando para recibir y brindar el último adiós a la joven y su hijo en el ingreso de la comuna, el que se estaría realizando la tarde de este lunes.

Detención de sujeto 

Hasta ahora A.E.V.B. es el único sospechoso de haber asesinado a su pareja y su hijo de cuatro años a escopetazo en Huara, en la región de Tarapacá.

El sujeto, que está recluido en el centro Penitenciario de Alto Hospicio, sería oriundo de la comuna de Salamanca. Según relata carabineros, una vez cometido el crimen fue descubierto por vecinos quienes lo amarraron para evitar que hiciera lo mismo con su hija de 3 años de edad, a quien también habría intentado disparar.

Ayer domingo, el Juzgado de Letras y Garantía de Pozo Almonte, a petición del Ministerio Público, amplió la detención del sospechoso.

El fiscal Javier Gutiérrez informó que, en la audiencia de control de detención del imputado, el Ministerio Público solicitó la ampliación de la detención argumentando que hay diligencias pendientes por parte del OS9 de Carabineros, como también del informe de autopsia que debe emitir el Servicio Médico Legal (SML). Esto porque ambos cuerpos deben primero ser sometidos a un examen de PCR antes de practicarles la necropsia.

De esta manera, el sujeto, que permanece detenido en el Centro Penitenciario de Alto Hospicio, será formalizado el miércoles 13 de enero a las 11:00 horas.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día