• Gabriel Barbosa de Flamengo celebra al vencer a Gremio 5-0 este miércoles en el partido de vuelta por las semifinales de la Copa Libertadores entre los clubes brasileños Flamengo y Gremio en el estadio Maracaná de Río de Janeiro (Brasil).
Crédito fotografía: 
EFE
La ministra de Deportes, Cecilia Pérez, confirmó la "voluntad y compromiso" del Gobierno de realizar la final entre River Plate y Flamengo en el Estado Nacional.

El Gobierno ratificó este miércoles su voluntad de que la final de la Copa Libertadores se dispute el 23 de noviembre en Santiago pese a la crisis política y social que vive el país desde hace casi dos semanas.

La nueva ministra de Deportes, Cecilia Pérez, dijo en una rueda de prensa que le transmitió al presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, la "firme voluntad y compromiso" del Gobierno para que el duelo entre el River Plate argentino y el Flamengo brasileño se realice en el Estadio Nacional.

Pérez subrayó que un acontecimiento deportivo de ese tipo "le hace bien al país" y añadió que el Ministerio del Interior coordinará las medidas para garantizar la seguridad el día de la final, la primera de la Libertadores que se disputará a partido único.

"Es una de las tantas fiestas que le hace bien al país, y vamos a estar trabajando en conjunto con el Ministerio del Interior, y conversaciones permanentes con Conmebol, para llevar a cabo esta final de Copa Libertadores", indicó.

La cancelación de las cumbres del APEC y la COP25 anunciada este miércoles por Piñera debido a las protestas sembró dudas sobre la realización de la Copa Libertadores.

La Conmebol, a través de su cuenta de Twitter, agradeció el "compromiso" del Gobierno chileno para garantizar la seguridad. "La final es la celebración del fútbol con y para el pueblo chileno. Seguimos avanzando", indicó.

Este martes, la Conmebol informó que Domínguez viajará los próximos días a Santiago para sostener una audiencia con Piñera con el objetivo de conversar sobre los preparativos de la final.

Chile atraviesa una ola de protestas sin precedentes desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet para reclamar más igualdad y otras demandas sociales, que han dejado una veintena de muertos.

Además de las cumbres del APEC y la COP25, la inestabilidad social provocó que la Conmebol suspendiera unos días atrás la Copa América de Fútbol Sala que debía celebrarse en la ciudad chilena de Los Ángeles entre el 23 y el 30 de octubre.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X