Crédito fotografía: 
El Día
La extensa investigación de la PDI, que abarcó a lo menos seis meses, se originó en sucesivas denuncias al interior del nosocomio porteño, que instalaron la convicción de que era necesario aclararlas.

La aparición de diversas denuncias que apuntaban a un posible caso de tráfico de drogas al interior del Hospital San Pablo de Coquimbo, durante el primer semestre del año recién pasado,  condujo a que el recinto porteño, en conjunto con el Servicio de Salud, solicitara a la Policia de Investigaciones que llevara a cabo las indagaciones pertinentes que permitieran aclarar las denuncias recibidas.

Los procedimientos policiales condujeron luego de una extensa  investigación, a que anoche se llevara a cabo un sorpresivo allanamiento por parte de la PDI, de los casilleros del personal, en presencia del director (S) del hospital,  Germán López Álvarez, operativo que derivó en el arresto de un funcionario y la consecuente incautación de distintas sustancias ilícitas que habrían sido encontradas en su casillero.

 “La Fiscalía instruyo la investigación que decía relación con un posible tráfico de drogas al interior del hospital, específicamente en el sector de urgencias, por lo que con las herramientas investigativas, se lograron establecer conductas típicas vinculadas al consumo principalmente”  Manifestó el Comisario Marcelo Chepillo, jefe de la Brianco La Serena.

Un comunicado emitido por el Servicio de Salud Coquimbo  señala que ese organismo “rechaza enérgicamente toda  conducta ilícita y pondrá a disposición de las autoridades pertinentes, todos los antecedentes necesarios que permitan erradicar actitudes contrarias a la probidad y legalidad que debe primar en un centro de salud.

Así también -señala el texto-, se realizarán todas la acciones legales que correspondan, para sentar un precedente y para que hechos de esta naturaleza no vuelvan a ocurrir”.

Declaraciones entregadas luego por el director del Servicio de Salud Coquimbo, Claudio Arriagada, confirmaron la certeza del proceso llevado a cabo por la policía civil, indicando que “efectivamente, en el primer semestre del 2018, cuando me encontraba todavía como director del Hospital San Pablo de Coquimbo, recibimos los antecedentes de algunas denuncias indicando que había un posible tráfico de drogas, ante lo cual realizamos las coordinaciones y las denuncias ante la Policía de Investigaciones”.

Arriagada señaló que “Nuestro Servicio de Salud está tomando todas las medidas correspondientes para erradicar los funcionarios que cometen ilícitos y que efectivamente podamos resaltar todos los funcionarios que realizan muy buen trabajo de servicio a  la comunidad”.

En relación a los operativos que dicen relación con los proveedores de drogas, los detectives lograron la detención de dos mujeres mayores de edad, de nacionalidad chilena, en poder de quienes se encontró la cantidad de 2696 gramos de cocaína base y 592 gramos de cannabis, además de $2.613.000, en dinero en efectivo, además de especies asociadas al delito.

Ambas detenidas, fueron puestas el día de hoy a disposición del Juzgado de Garantía, para su respectivo control de detención.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X