• Justo León fue detenido en 1989, luego de que abusara, provocando la muerte, de una menor en La Pampilla de Coquimbo en el año 1989.
Crédito fotografía: 
Archivo El Día
El peruano condenado por la muerte de Marité Campusano en el año 1989, solicitó la libertad condicional luego de cumplir con la pena efectiva, sin embargo, no cumplió con los requisitos dictados por el tribunal para mantener el beneficio, el que fue revocado en el mes de enero.

La autoridad de justicia confirmó a El Día que Gustavo Justo León, condenado por la violación con resultado de muerte de Marité Campusano en La Pampilla de Coquimbo en el año 1989, se encuentra prófugo de la justicia, luego de que no cumpliera con las medidas dictadas por la Corte de Apelaciones de Arica al momento de obtener el beneficio de libertad condicional.

El paradero de Justo León preocupó a las autoridades, luego de que en un reportaje de El Día la familia de la víctima expresara su indignación, asegurando que existían publicaciones en redes sociales que comprobaban su libertad.

Lee También: "Molestia en la familia de Marité por la libertad condicional del homicida de la niña de 8 años".

El hecho dejó dudas, luego de que Gendarmería confirmara que en noviembre de 2017 obtuvo el beneficio carcelario, sin embargo este se revocó debido a que no cumplió con la firma semanal necesaria para mantener la libertad, señalando que en la actualidad no se encontraba en el penal, situación que fue informada al tribunal correspondiente para que tomara las acciones necesarias.

20 años de pena efectiva deben cumplir los condenados a preisdio perpetuo simple antes de postular a libertad condicional

Por otro lado, desde la Corte de Apelaciones sostuvieron que el condenado si había reingresado a la cárcel de Acha, en Arica, y que incluso había una audiencia fijada por la defensa para el mes de noviembre, abriendo la interrogante sobre el estado penitenciario y el real paradero del peruano.

Tras leer la publicación, Marcelo Pereira, alcalde de Coquimbo, llamó a las autoridades correspondientes a aclarar el estado de Gustavo Justo León para darle tranquilidad a la familia de la niña, “ellos han vivido un infierno tremendo durante estos años”, dijo.

Lee También: "Alcalde Pereira exige que se aclare tema judicial de asesino de menor de 8 años".

La mañana de este lunes, la seremi de Justicia y Derechos Humanos, Alejandra Valdovinos, confirmó que se encuentra “con la revocación de la libertad condicional, por el no cumplimiento de los requisitos, con lo cual se dicta una orden de detención”, agregando que no está al interior del penal de Acha, según información entregada por Gendarmería a la autoridad y confirmada por su par de la Región de Arica, Raúl Gil.

"No hay información oficial sobre su paradero y la premura en este momento es que las policías puedan ubicarlo para que cumpla con su pena de forma efectiva". Alejandra Valdovinos, seremi de Justicia.

Desde el entorno de la familia de la víctima aseguraron a El Día que Justo León se encontraría en Perú, sin embargo Valdovinos aclaró que “no hay información oficial sobre su paradero, y la premura en este momento es que las policías puedan ubicarlo en caso de encontrarse acá en Chile, y en el caso de verificarse su paradero en el extranjero, se deberán iniciar todas las formalidades necesarias para que entre a cumplir en privación de libertad su pena”.

Valdovinos recalcó que una vez revocada la libertad condicional, el condenado no puede volver a acceder al beneficio, y debe entrar a cumplir de manera efectiva, es decir en la cárcel, la totalidad de la pena.

“Espero que efectivamente las policías puedan encontrar a esta persona y tengamos todos los medios necesarios para hacer que este individuo cumpla de forma efectiva su pena, para tranquilidad de la familia de la víctima”, dijo la seremi. 6301i

Presidio perpetuo y libertad condicional

Cumpliendo ciertos requisitos, un interno puede acceder al beneficio de libertad condicional, que no modifica su calidad de condenado por el delito que cometió, pero si permite cumplir parte de la pena fuera de la cárcel, bajo algunas medidas supervisadas por Gendarmería de Chile.

En caso de presidio perpetuo, que significa una condena de por vida, el interno puede postular luego de 20 años de presidio efectivo, en caso de presidio perpetuo simple, y 40 años, para quienes fueron sentenciados a presidio perpetuo calificado. Es decir, deben quedar cumpliendo las condiciones de por vida.

Gustavo Justo León fue condenado a presidio perpetuo simple, por lo que una vez cumplida la pena efectiva (20 años) pudo postular a la libertad condicional. Lo hizo en dos oportunidades, ambas rechazadas por la Comisión de Libertad Condicional de la Corte de Apelaciones de Arica.

Tras el último rechazo, el interno apeló con un recurso ante la Corte, alegando discrimianción, y con un voto en contra, el fallo fue favorable para Justo León, sin embargo, luego de algunos meses dejó de cumplir con la firma semanal, por lo que Gendarmería informó al tribunal, con lo cual se emanó una orden de detención en el mes de enero, desde cuando se encuentra prófugo.

Cuando la libertad condicional es revocada y el condenado vuelve a la cárcel, debe cumplir nuevamente con la totalidad de la pena efectiva, sin posibilidad de postular nuevamente al beneficio, por lo que un condenado a presidio perpetuo estaría encarcelado de por vida.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X