Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Un día clave se vive hoy en la investigación del crimen, ya que finalmente están todos los intervinientes, y se presentará formalmente la tercera acción legal. Si bien el padre biológico de la menor estaba siendo asesorado desde hace semanas por el Programa de Apoyo a Víctimas (PAV), el escrito todavía no había sido ingresado al tribunal. Será la abogada María José Duarte la encargada de representar a Denis Chávez, quien continúa con tratamiento psicológico viviendo el duelo y la incertidumbre tras el terrible asesinato de su hija menor

El misterio y el hermetismo siguen siendo la tónica en el homicidio más impactante que recuerde la región en los últimos años. La muerte de Melissa Chávez, pequeña de 12 años, a manos de terceras personas el pasado 26 de noviembre, ha capturado la atención de toda la zona y buena parte del país, ante la serie de interrogantes que surgen día tras día.

Lo último que se conoció fue que finalmente la familia materna de la niña, particularmente la madre, Mirta Ardiles, cuenta con un abogado y presentó una querella criminal contra quienes resulten responsables del macabro crimen. Se trata del reconocido penalista capitalino Nicolás Pavez Cuevas, quien en entrevista con nuestro medio expresó que estaba totalmente convencido de la inocencia tanto de Ardiles como de su conviviente, Luis Santander, padrastro de Melissa, ambos investigados por la PDI, declarando en calidad de imputados.

Pavez aseguró que en la querella están solicitando diligencias que no se habrían realizado, ya que, eventualmente, la investigación estaría dirigida sólo a la madre y su pareja, por lo mismo, según sus palabras, pretende “abrir el naipe” y que “se investigue al tercer sospechoso y a otros, porque hay demasiadas aristas abiertas”.

Pese a que existían dudas respecto a la admisibilidad de la acción legal, debido a que la madre tendría la calidad de imputada, ayer por la tarde, el abogado recibió la respuesta favorable del tribunal acogiendo la querella “por cumplir todos los requisitos legales correspondientes”. Con esto, el penalista puede seguir ejerciendo acciones en favor de su cliente. 

Todos los intervinientes 

Cabe consignar que con la entrada en juego del abogado Pavez, representando a la madre, ya están todos los intervinientes que participarían en eventuales futuras audiencias una vez que se concrete la formalización. Se suma el Ministerio Público; la Defensoría de la Niñez, quienes se hicieron parte con una querella propia, y el Programa de Apoyo a Víctimas (PAV) de la Subsecretaría de Prevención del Delito, quienes realizan un trabajo multidisciplinario con Denis Chávez, padre biológico de la menor asesinada, de quien en principio se dijo había perdido la vida tras un incendio en su domicilio en Villa Talinay, Coquimbo, pero que luego, tras la autopsia del Servicio Médico Legal, se determinó que la causa de muerte era un traumatismo encefalocraneano producido por un golpe. Un vuelco terrible.

Respecto a las hipótesis, las que se han mencionado hasta ahora son las que tienen que ver con la posible participación de la madre y el padrastro, y también la que dice relación con el sujeto de 28 años que fue visto por al menos tres testigos caminando por los techos de las viviendas previo al incendio con un overol azul y utilizando una máscara anti gas. El individuo, vecino de Melissa se fue del sector al día siguiente y de manera repentina una vez ocurrido el trágico hecho. Pero estas son sólo dos de las líneas investigativas, y todavía no existe nada resuelto.

Apoyo a las vícitmas

“Estoy abocado a realizar lo que me dice el abogado, quiero dejarlo así, para que no empañe nada, porque yo soy el más afectado. Ha sido una semana horrorosa, de saber una cosa, después otra y otra. Sólo quiero que esto pase y se esclarezca, porque se han dicho demasiadas cosas. Por el momento, he decidido no ver más noticias, nada”. Estas fueron las palabras que refirió don Denis Chávez, padre de Melissa, el pasado 10 de diciembre, cuando acudimos a su casa en la Parte Alta de Coquimbo. Por esos días, recién entraba en contacto con el PAV (Programa de Apoyo a Víctimas) derivado por la Fiscalía, considerando que requería de una atención integral, tanto jurídica, social y psicológica, la que finalmente aceptó y, a la fecha, está con tratamiento en lo emocional, y cuenta con la representación de la abogada María José Duarte.

La profesional explica que, si bien la asesoría multidisciplinaria del Programa ha estado presente desde hace semanas, aún no presentan la querella formalmente, trámite que realizarán recién el día de mañana, ya que, aseguran, pretendían contar con la mayor cantidad de antecedentes posibles. De todas formas, aclara que su escrito no distaría demasiado de los demás en el sentido de solicitar diligencias generales, por lo pronto, ya que en la medida que avance la investigación pueden pedir que las indagatorias sean más dirigidas. “Todavía estamos en una etapa procesal donde puede ocurrir cualquier cosa, la formalización puede ser mañana, como puede ser en un mes más. Entonces es muy complejo hablar del proceso, porque además se trata de un delito de una gravedad y de una naturaleza terrible, que se ha ido desvaneciendo en pos de hacer una discusión jurídica que tiene que darse en el tribunal, porque es uno de los delitos más graves contemplados en nuestro Código Penal, y se da una constante revictimización de la familia, el padre, y una comunidad completa”, expresó la abogada.

Dudas y tiempos 

Respecto al tiempo que podría durar la investigación, si bien María José Duarte asevera que es algo incierto, tiende a pensar que daría para largo. “Estos delitos nunca serán de fácil resolución. Aquí hay una serie ilícitos que se pueden haber cometido y para la Fiscalía no es fácil, porque no debe quedar duda de que la persona que se llegue a formalizar tenga una participación en el hecho”, aseveró.

Y claro, como en cualquier proceso, de agravarse la situación de pandemia, todo se ralentizaría todavía más.

Evidentemente, la abogada advierte que no puede ahondar en detalles de la causa, por lo demás, aún no tiene acceso a la carpeta investigativa, sin embargo, igualmente es consultada, por ejemplo, por la antigua denuncia hacia el padrastro de Melissa por el eventual abuso contra ella. “Nosotros en ese aspecto no nos podemos pronunciar, porque es una eventual causa que no tiene ninguna relación con la de incendio con homicidio que es la que nosotros estamos patrocinando ahora. Es resorte del Ministerio Público solicitar antecedentes posteriormente, pero en esta etapa procesal no existe ninguna relación”, afirma, aunque aclara que en una siguiente etapa procesal sí podría tener incidencia.

Reserva en medio del dolor 

Hasta ahora, de los intervinientes en la causa sólo han tenido acceso a la carpeta investigativa, evidentemente  el Ministerio Público, quienes dirigen la investigación. Sin embargo, ni la Defensoría de la Niñez, ni los familiares, ni tampoco sus representantes han podido conocer de las diligencias que se están realizando, pese a que hicieron la solicitud de la información, algo que claramente genera incertidumbre y ansiedad. En el caso de Denis, cercanos dicen que no lo pone de manifiesto, pero se nota que lo único que quiere es saber lo que ocurrió, y que exista una formalización.

Contrario a lo que se podría pensar, y pese a que conoció de la denuncia contra el padrastro de Melissa por abuso sexual en su momento, tampoco tendría la convicción como para acusar a su ex pareja, madre de “Meli”, ni tampoco al sujeto. Simplemente está a la espera, cargando con el dolor en silencio.

Pero, ¿qué es lo que falta?, ¿Por qué no hay formalización? Al existir la reserva total de la investigación, los abogados querellantes teorizan sobre el por qué el proceso no pasa a una siguiente fase, y hay consenso en que el Ministerio Público quiere actuar sobre seguro. Claro, un error en un caso de este nivel de connotación pública y con la gravedad que reviste al tratarse de una niña, les podría costar caro. Por ello, no bastan relatos y testimonios, se requiere tener certeza científica de la data de muerte y exámenes biológicos, que acrediten la participación del acusado.

Defensoría de la Niñez 

Desde la Defensoría de la Niñez, la encargada nacional Patricia Muñoz, manifestó que también han solicitado diligencias y están a la espera de los resultados de este macabro delito. “Con los antecedentes que refieren que habría terceras personas involucradas en la muerte de Melissa, tomamos la decisión de presentar una querella criminal por homicidio calificado en contra de quienes resulten responsables de este crimen. Estamos a la espera, de que el Ministerio Público nos entregue copia de la investigación, de manera tal de que aquello nos permita analizar si es que las diligencias que nosotros hemos solicitado se han realizado o no,  y si eso no ha ocurrido poder reiterar la realización de las mismas, porque lo que nos interesa es que ojalá, con la máxima prontitud, se establezca quienes han participado en este alevoso crimen y han provocado esta irreparable situación que tiene que ver con la pérdida de la vida de una niña tan pequeña que vuelve a enlutar a nuestro país”, expresó la Defensora.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X