Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
En la mañana del lunes, Amada Vilches (69) iba al consultorio de La Florida cuando un sujeto con un arma de fuego la interceptó y le quitó sus pertenencias. El hecho no sería aislado en el sector, donde en los últimos meses se han registrado alunizajes violentos y otro tipo de robos “de forma descontrolada”, según los residentes.

Amada Vilches Miranda (69) y su hija Jenny (46) vivieron una de las experiencias más dramáticas de su vida el día lunes. A las siete de la mañana salieron desde su casa ubicada en el pasaje Los Geranios, de La Florida (La Serena) para ir a realizarse exámenes al Cesfam Pedro Aguirre Cerda del sector. Todo iba normal, hasta que llegaron a la intersección de calle Lincoyán con Las Petunias. Allí, sintieron la voz grave de un sujeto que interrumpió su calma y las amenazó.

“Yo al principio estaba confiada, y pensé que era un hombre que estaba esperando algún vehículo para ir a trabajar. Cómo seré de ingenua”, relata la señora Amada, cuando llegamos a su casa, donde nos relata lo sucedido. 

Todavía se encuentra en estado de shock. Llora cuando recuerda el hecho y es su hija la que la consuela acariciándole la mano. “Lo que pasa es que la violencia que utilizó fue extrema e innecesaria, porque qué le íbamos a hacer nosotras, dos mujeres adultas, solas. Nada”, cuenta la víctima, quien asegura que sintió que se desvanecía del miedo en el momento en que vio que el individuo alto, no contento con gritarles e insultarlas, sacó un arma de fuego y las apuntó. “Creí que de esa no nos salvábamos, porque sentí cómo le sacó el seguro al arma y la puso en modo de disparo”, sostiene Amada. 

Dentro del pánico, fue su hija la que llevó la situación e hizo lo que pudo para salir del paso. Jenny le dijo a su madre que le lanzara la cartera al suelo, con todo lo que tenía adentro y que no intentara nada. “Ahí me puse delante de ella y saqué fuerzas de flaqueza para gritarle que ‘qué más quería’, si eso era todo lo que teníamos. Que no disparara y que se fuera”, relata la vecina, sin soltar la mano de su madre quien a su lado se seca las lágrimas con una servilleta. 

La pesadilla duró alrededor de 7 minutos. El sujeto dejó de gritar, tomó la cartera del piso y salió corriendo, dejando a la deriva a las dos mujeres asustadas, quienes al principio no atinaron a nada, hasta que pasó muy cerca de ellas un carabinero que se dirigía a la subcomisaría de La Florida. “Ahí nos fuimos con él hasta llegar hasta el recinto policial e hicimos la denuncia”, consignó Amada, quien asegura que no irá nunca más al consultorio por la mañana. “Tendré que pagar en la salud privada o no sé. Pero nunca vuelvo a salir a esa hora para ir a hacerme algún examen”. 

Movimiento delictual

Según nos cuenta Lucas Navea, de la Agrupación Villa La Florida Contra la Delincuencia, lo que ocurrió con la señora Amada fue sólo la gota que rebalsó el vaso. Desde hace varios meses que ellos, como agrupación, vienen viendo que la seguridad y los robos han ido en aumento, pese a los esfuerzos que ha hecho Carabineros y el municipio.

“Hace pocos días aquí tuvimos una reunión donde las autoridades reconocieron que había mucho por hacer, y que los delincuentes de La Antena están llegando al lugar a cometer sus fechorías. Eso es algo que no se puede desconocer”, precisa, mientras nos lleva donde otras víctimas de ilícitos. 

A plena luz del día

Susana Jorquera, del almacén “Dorisita”, hace alrededor de un mes, vio cómo a las 11 de la mañana un sujeto de mediana edad entró a su negocio sin decir nada y empezó a sacarle las cosas. “No supe qué hacer, me quedé quieta y en una creo que grité y dije que venía mi esposo. Ahí el tipo huyó, pero igualmente se llevó mis pertenencias. No es justo”, precisó la vecina, de calle Los Olivos. 

No ha sido la única dueña de negocio víctima de la delincuencia a plena luz del día. En calle Arauco, la panadería Dumic también sufrió un atraco, pero mucho más violento. Hace algo más de un mes y medio, un hombre provisto de un arma cortopunzante entró amenazando a la cajera del local, y a otros clientes y se llevó mercadería y especies.

“Esto pasó a las 5:30 de la tarde, lamentablemente nuestra trabajadora quedó con serios daños psicológicos y tuvo que renunciar”, expresó Katherine Araya, administradora del local. 

El centro comercial

En el centro comercial de La Florida los locatarios están cansados. Pese a que cuentan con vigilancia privada durante las noches, no saben qué hacer para no tener que volver a vivir algo parecido a lo que les ocurrió el 2 de julio, el día del eclipse cuando un grupo de individuos mediante un alunizaje, ingresó a robar a tres locales, uno de ellos la fábrica de empanadas Emita, propiedad de Carlos Astudillo.

“Yo perdí como 9 millones de pesos, que no paga el seguro, y hasta ahora estoy esperando que den con los delincuentes. He ido a Fiscalía, pero nada. Lo más probable es que esto quede impune, como siempre”, expresó Astudillo, quien asegura que “esto no tiene para cuando terminar. Así como asaltaron a la señora, aquí, el otro día un grupo de cabros agarró a un señor y lo tiraron al suelo para quitarle todo. Antes esas cosas no pasaban acá”, dice el vecino. 

Seguridad pública

El coordinador regional de Seguridad Pública, Rolando Casanueva, precisó que se habían reunido con la Unión Comunal de la Junta de Vecinos y se habían abordado posibles soluciones a las problemáticas.  “Ahora son los municipios los que deben ejecutar los proyectos, y las policías trabajar en forma coordinada con seguridad ciudadana del municipio”, enfatiza. 

Carabineros sigue trabajando 

Desde la institución policial, el capitán Roberto Toro asegura que se está trabajando fuertemente con la comunidad para combatir los hechos delictuales, y que, al menos en las cifras oficiales, no se registra un aumento de las denuncias de los hechos delictuales  de violencia, por lo mismo, insiste en que el llamado a la comunidad es a dar aviso a Carabineros cada vez que ocurra un hecho de este tipo.

“En muchos casos la gente no denuncia y al no denunciar nosotros no podemos tener ningún tipo de información oficial sobre los delitos, y no podemos hacer el análisis delictual”, precisa Toro.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X