• Fotografía referencial
Crédito fotografía: 
Cedida
En el transcurso de tres días, la infraestructura sufrió un episodio crítico por parte de desconocidos, quienes desenterraron parte del trazado, cuyo tramo pasa frente a las costas de la Región de Coquimbo. Al intentar volver a enterrarlo, colaboradores de la compañía Gtd fueron amenazados por un grupo de 12 desconocidos.

Un grupo de desconocidos que se trasportaban en una camioneta intentaron desenterrar y cortar el Cable Prat, trazado de fibra óptica que une comunicacionalmente a Chile desde Arica hasta Puerto Montt, y por su relevancia es considerado parte de la infraestructura crítica para la conectividad de gran parte del territorio nacional.

Tras el ataque, un grupo de trabajadores de la compañía de telecomunicaciones acudieron al lugar e intentaron enterrar nuevamente el cable para evitar accidentes y resguardar la seguridad de las personas que transitan por la costa. Sin embargo, dichas labores no pudieron ser realizadas, ya que fueron amenazados por un grupo de 12 personas que, premunidos de armas blancas y elementos contundentes, los obligaron a dejar las faenas.

Este cable, de propiedad de la empresa Gtd, representa una infraestructura crítica para las comunicaciones de todo Chile, ya que aparte de unir gran parte del territorio nacional, es vital para el desarrollo de todas las regiones, ciudades y comunas más apartadas del país.

“Nos vemos en la obligación de presentar esta querella, ya que debemos proteger la seguridad e integridad de nuestros colaboradores que fueron amenazados en terreno, por el sólo hecho de cumplir sus labores, y además debemos resguardar que las comunicaciones que benefician a muchos chilenos no se vean interrumpidas por este tipo de actos”, sostuvo Ignacio Larraín, Gerente de Infraestructura de Gtd.

La querella criminal es contra quienes resulten responsables y busca “dar con quienes causaron los ataques y evitar que hechos como este se vuelvan a repetir sobre una infraestructura que es vital para el desarrollo y comunicación del país”, concluyó Ignacio Larraín.

En los próximos días, Gtd debe reanudar los trabajos de soterramiento del cable, con el objetivo de dar seguridad a quienes circulen por la playa y además asegurar continuidad operacional de un servicio de comunicaciones que hoy más que nunca resulta determinante para el país.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día