Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
La autoridad policial hizo una distinción entre dos grupos de manifestantes, aquellos que marchan de manera pacífica durante la mañana y aquellos que protagonizan desmanes durante la tarde.

La mañana de este viernes, el jefe de la IV zona de Carabineros, Ramón Alvarado, condenó el violento ataque que sufrieron anoche las dependencias del hospital de Coquimbo, donde sujetos no identificados incendiaron el Centro de Especialidades Médicas y Abastecimiento y saquearon las oficinas de Dental y Finanzas.

“Hay circunstancias donde se ve el extremo de violencia que no tiene ningún tipo de control de parte de estos manifestantes. El hecho de que dañaran un recinto de salud, que está destinado al bienestar de la comunidad, no tiene ningún sentido más allá que vandalismo”, señaló en un punto de prensa.

En este sentido, aseguró que los hechos ocurridos en la ciudad porteña “demuestran el nivel de personas que nosotros estamos controlando día a día. No tienen ninguna petición específica, simplemente buscan dañar, simplemente son delincuentes. Son personas que buscan las instancias para robar”.

Sin embargo, Alvarado hizo una distinción entre dos grupos de manifestantes, aquellos que marchan de manera pacífica durante la mañana y aquellos que protagonizan desmanes después de las 17:00 horas.  

“Tengan por seguro que pese a que llevamos 32 días trabajando día y noche, estamos controlando en el día a las personas con actitud pacífica, que son quienes realmente demuestran sus peticiones y no producen ningún inconveniente. No obstante, la gente que generalmente se reúne en la tarde tienen una intencionalidad distinta”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital