• Desde su internación en el Hospital San Pablo de Coquimbo la víctima entregó a los medios su relato de los hechos.
Crédito fotografía: 
El Día
El joven terminó con lesiones permanentes en sus piernas luego de la brutal agresión que sufrió en 2013, lo que redujo en 60% su capacidad de trabajo.

Con el éxito en la demanda civil interpuesta a exfuncionarios de Carabineros por parte de la familia de un joven brutalmente agredido por los policías, los responsables deberán pagar la suma de $80 millones por concepto de daño moral por las consecuencias del delito de violencia innecesaria perpetrado en 2013 en la comuna de Punitaqui.

 

LOS HECHOS.

Según los antecedentes del caso, recogidos en su tiempo por el medio Diario El Ovallino, la madrugada del 6 de enero de ese año la vida de Felipe Mundaca Núñez cambió para siempre.

Ese día el joven de entonces 20 años había salido a una fiesta con amigos, y al dirigirse a su casa junto a ellos, se percató de que una patrulla policial se había detenido en frente cuando pasaban por la plaza de la comuna de Punitaqui.

Del móvil descendieron dos uniformados y un civil, que luego se comprobaría que también era carabinero, e intentaron detener a los jóvenes. Mundaca intentó huir, cuando cayó en un sector llamado “el gorro”, en el escenario de la plaza, y fue agredido por los policías.

“Al agacharse para amortiguar la caída, un carabinero lo golpea con un palo en las piernas y Felipe no logra ponerse de pie y lo siguió golpeando, primero era uno, y después llegaron dos. Uno de ellos vestía un buzo color azul y polera negra, y los otros dos de uniforme. Le pegaron con el palo, le daban patadas y golpes de puño entre los tres, era tal la agresividad que Felipe clamaba para que pararan de agredirlo, que ya no sentía su pierna”, aseguró su tía Luisa Núñez a los medios una vez conocido el caso.

Según relató desde el hospital donde terminó meses internado, Felipe indicó que los carabineros lo golpearon en reiteradas ocasiones y ante los ruegos de que no lo dejaran herido ahí, llamaron a una ambulancia que lo llevó a un consultorio local.

Desde el recinto fue llevado al Hospital de Ovalle, donde se determinó derivarlo hasta el Hospital San Pablo de Coquimbo por lo severo de sus lesiones. Felipe terminó con una luxación traumática en la rodilla derecha y hematomas, y sus lesiones lo dejaron con una discapacidad permanente.

 

LA JUSTICIA.

Tras cuatro años de investigación, la Corte Marcial decidió sentenciar a los tres responsables, Mauricio Tello, Jorge Marambio y Gastón San Martín por el delito de violencia innecesaria, causando lesiones graves.

 

55% de discapacidad física fue el lamentable resultado de la agresión que sufrió Felipe por parte de Carabineros

Tello recibió la pena de tres años y un día de presidio menor en su grado máximo, como autor del delito, además de la suspensión del empleo militar, mientras que Jorge Marambio y Gastón San Martín fueron condenados a 60 días de presidio menor en su grado máximo y la suspensión de sus funciones en la institución.

Una vez ejecutoriada la sentencia los familiares de Felipe Mundaca recurrieron al Juzgado Civil, donde interpusieron una millonaria demanda, que fue ganada en tribunales, donde se consideró que “son hechos que le recordarán siempre el abuso del que injustamente fue víctima”.

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X