• Una de las detenidas en el operativo de la PDI.
Crédito fotografía: 
PDI
Tal como en una película, pero realizada en la ciudad de Ovalle, un joven fue abordado en plena vía pública el reciente fin de semana, siendo llevado a una vivienda ubicada en las cercanías rurales de la ciudad, donde fue golpeado y grabado en un video casero que los mismos secuestradores enviaron vía WhatsApp a su familia.

La noche del día sábado una familia de Ovalle recibió un impactante video. Se trataba de una grabación casera enviada a través de WhatsApp donde se observaba cómo uno de los integrantes de su familia era golpeado por una pareja que lo mantenían secuestrado.

Así es, por impactante que parezca, un joven de tan sólo 23 años de edad fue secuestrado en plena vía pública la noche del pasado sábado en Ovalle, siendo abordado por cuatro sujetos que lo trasladaron contra su voluntad hasta una vivienda en el sector de Lagunillas en la comuna de Punitaqui.

En el lugar, fue golpeado brutalmente y grabado en un video casero que los mismos secuestradores enviaron a la familia de la víctima, quienes, tras enterarse de lo que estaba ocurriendo, dieron aviso mediante un llamado telefónico a la Policía de Investigaciones, PDI.

Sin más, fue el mismo video enviado por los secuestradores lo que llevó a la Policía de Investigaciones a activar los protocolos de rigor para esclarecer el delito de secuestro y dar con la víctima y los responsables.

Rápidamente, y haciendo el debido seguimiento del video enviado, la PDI localizó el lugar de los hechos y logró detener a una pareja que se encontraba en la vivienda en cuestión reteniendo contra su voluntad a la joven víctima.

Los delincuentes, al percatarse que habían sido encontrados, intentaron darse a la fuga.

Aún así, la pareja, compuesta por un hombre de 40 años y una mujer 23 años, fue detenida y trasladada a la unidad policial donde se verificó que no tenían antecedentes policiales.

Al respecto, el  comisario Raúl Muñoz, jefe de la Brigada de Investigación Criminal de Ovalle, señaló que los motivos del hecho son probables rencillas entre bandas de traficantes de droga.

La PDI también encontró en el lugar de los hechos un arma marca Taurus, calibre 9mm, con sus municiones y una camioneta.

Por otra parte, la víctima fue trasladada al hospital de la ciudad de Ovalle, donde se le constató lesiones, siendo dada de alta durante la mañana del pasado domingo.

El oficial Muñoz señaló, además, que el delito de secuestro, dada las características que tuvo, no está configurado como una conducta permanente en nuestro país. “Es una situación puntual y particular que tiene ciertas connotaciones por rencillas de grupos rivales”, indicó.

Hasta el momento la policía trabaja en ubicar a los otros participantes del secuestro  mientras que la mujer y el hombre detenidos, individualizados como Camila Pizarro y Rodrigo Mondaca, fueron puestos a disposición del Juzgado de Garantía de la ciudad de Ovalle, para el control detención y formalizados por la Fiscalía de Ovalle por los delitos de secuestro y porte de armas, arriesgando hasta  15 años de presidio.

Lucas Rivera, fiscal (S)  de turno, señaló que el ministerio público, a través de los antecedentes que reunió, logró dejar claro al tribunal la existencia del delito, la participación de los mismos y la necesidad de cautela.

De esta manera el tribunal señaló que este tipo de delito es extraño para la ciudad y que obedece a organizaciones criminales de mayor envergadura,  considerando que la libertad de los imputados es un peligro para la seguridad de la sociedad.

Finalmente, el juzgado de garantía concedió un plazo de investigación de 90 días, en los que se trabajará para esclarecer el orden cronológico de los hechos y las responsabilidades de los involucrados.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X