Crédito fotografía: 
El Día Referencial
Se trata de una querella presentada por el INDH por dos hechos, uno de ellos sucedió durante la transmisión de un programa radial en vivo y en directo.El imputado no se presentará a la audiencia por motivos de salud, justificando su inasistencia con licencia médica ante el Juez de Garantía.

Citado para la audiencia de formalización de la investigación quedó un Capitán de Carabineros de la región, luego que el Juzgado de Garantía de Coquimbo acogiera la querella interpuesta por el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH)  por apremios ilegítimos ocurridos los días 20 y 22 de octubre de este año durante las manifestaciones.

La querella sería por dos hechos, el primero ocurrido el día 20 de octubre pasada las 14 horas, cuando Carabineros detuvo a J.A.M.A. de 28 años, según la versión de la víctima en la querella, se encontraba junto a su pareja en calle Aldunate de Coquimbo grabando la manifestación con su celular cuando habría sido detenido y golpeado por funcionarios de la Segunda Comisaría. 

“Al momento de ser ingresado al carro policial, el funcionario que identifica como “Capitán Luengo” efectuó en su contra un disparo con arma de fuego, perforándole en todo caso el costado derecho de la baja espalda” señala parte de la querella.

Posteriormente habría sido conducido a los calabozos de la Segunda Comisaría, donde se habría desmayado tras no recibir las atenciones médicas correspondientes y recién 40 minutos después habría sido trasladado al Hospital San Pablo. 

Consultada a la madre del afectado, no quiso hacer declaraciones respecto a lo vivido por su hijo, comentó que recibe llamados de números desconocidos que marcan y cortan, que se siente inseguro y ya no sale, solo para sus atenciones médicas y por este proceso legal, los que hace acompañado por personal del INDH.

El segundo hecho por el que se acusa al citado capitán, corresponde a lo vivido por el periodista Leonardo Silva el 22 de octubre a las 21 horas sobre el puente de Avda. Alessandri con la Ruta 5.

Durante el toque de queda, el profesional, que contaba con el respectivo salvoconducto y su identificación, habría estado cubriendo las detenciones y hechos de violencia de la jornada cuando fue controlado de forma violenta y a punta de escopeta por el mismo capitán , hechos que quedaron registrados, ya que ocurrieron durante la transmisión del medio radial MiRadio en vivo y en directo.

Según Silva, los carabineros que lo controlaron fueron los mismos que él habría estado grabando horas antes y donde habría quedado registro de procedimientos irregulares por parte de los funcionarios policiales. 

Luego de esto, Silva interpuso un recurso de amparo contra Carabineros, específicamente contra el mencionado capitán ante la Corte de Apelaciones, el que fue rechazado porque no se logró acreditar una vulneración, perturbación o amenaza de la seguridad individual o libertad personal del amparado.

El 21 de diciembre pasado el Juzgado de Garantía aceptó la solicitud de ampliación de la querella criminal presentada por el INDH para todos quienes resulten responsables en calidad de autores, cómplices o encubridores por el delito de torturas descrito y sancionado en el artículo 150 A del Código Penal.

Justificó su inasistencia

El viernes 20 de diciembre el imputado presentó una licencia médica por siete días justificando su inasistencia para la formalización de este martes 24 la que fue acogida por el Juez de Garantía.

Antecedentes previos

Esta no sería la primera vez que el funcionario policial es investigado por su conducta. En 2016 fue llamado a retiro temporal de la Institución por instrucción de un Sumario Administrativo por conductas indebidas en la Prefectura de Loa en Calama.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X