• En la Parroquia San Juan Evangelista tomaron de decisión de cerrar con rejas el perímetro a modo de protección, ya que los delincuentes ingresan constantemente a robar a sus dependencias.
Crédito fotografía: 
Cedida
Sacerdote denunció que las pérdidas que han sufrido el último mes han sido importantes, ya que incluso se han llevado hasta los víveres.

De acuerdo a antecedentes entregados por el sacerdote, Alex Pizarro, quien es el vicario pastoral de la arquidiócesis, son innumerables las oportunidades en que delincuentes han ingresado a robar a la Parroquia San juan Evangelista, indicando que en el último mes han ingresado en 10 oportunidades a la iglesia, siendo la última vez la madrugada del miércoles.

De acuerdo a su narración fueron tres los desconocidos que ingresaron y que huyeron del lugar sin que hayan sido apresados y si bien en la última ocasión ocasionaron destrozos a la reja y a otras dependencias, no lograron llevarse nada, aunque en semanas pasadas la situación ha sido distinta e incluso hasta el calefón se lo arrancaron de la pared de la cocina y se lo llevaron los delincuentes.

“Se han robado casi todo, teníamos unos microondas que ocupábamos para los comedores, se robaron los tres que teníamos. Se llevaron el calefont de la cocina, los galones de gas, hicieron tira una bodega y se robaron por lo menos unos 400 mil pesos en víveres. Se han robado todo lo que la comunidad tenía para el desarrollo de la misma gente que participa en la Parroquia”, señaló el sacerdote Alex Pizarro.

Mencionó que los adultos mayores, los jóvenes y también los niños llevan las cosas que necesitan a la Parroquia ya seas para tomar onces, hacer convivencias y otros encuentros, pero los delincuentes el último mes principalmente se han llevado todo lo que involucre algo de valor.

PONIENDO REJAS

Ayer, en la Parroquia San Juan Evangelista de Las Compañías, se estaba poniendo rejas en todo su perímetro, a modo de protección de los ladrones, los que solo en un mes se han metido en diez oportunidades y prácticamente la han desvalijado, ya que todo lo que signifique algo de valor los delincuentes se lo han llevado.

La comunidad de esa iglesia ya está cansada de que se lleven lo poco que tienen, ya que incluso los víveres y otras cosas para convivencias se lo han llevado, por lo que señalaron que estaban cansados de ser víctimas de la delincuencia.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X