• En las afueras del Colegio Rukalaf de Las Compañías se dio cita un grupo de apoderados para exigir explicaciones a la Dirección del establecimiento por “la falta de protocolos” tras conocerse la noticia del presunto abuso sexual en contra de tres menores.
  • Marcelo Barahona, padre de dos de las menores presuntamente abusadas, en un minuto no pudo contener el dolor.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Ayer por la mañana los apoderados del Colegio Rukalaf de Las Compañías se manifestaron para exigir respuestas a la dirección del establecimiento por el supuesto abuso sexual que habría afectado a tres alumnas menores de edad, pero no tuvieron respuesta. En lo legal, la Fiscalía citó a los padres de las eventuales víctimas para explicarles los pasos a seguir, pero no se ordenó la detención del profesor acusado, ya que no se lograron acreditar los hechos, por lo que la investigación continúa desformalizada. Mientras tanto, en la familia del docente, niegan que haya cometido los ilícitos.

No fue una jornada normal en el colegio Rukalaf de Las Compañías. La gran mayoría de los alumnos no llegó a clases y quienes asistieron se fueron temprano. Los padres sabían que al mediodía se llevaría a cabo una manifestación debido a los hechos ocurridos el día jueves y, al parecer prefirieron no exponerlos a eventuales situaciones de violencia que pudiesen ocurrir.

LA IRA

Finalmente los apoderados no lograron una masiva concurrencia para protestar por lo que dijeron fue “un actuar negligente por parte del colegio” tras los delitos que, presuntamente, habría protagonizado un docente en contra de tres alumnas menores de edad, pero de igual forma una veintena de padres llegaron y expresaron su descontento e ira, sobre todo tras enterarse que el individuo había quedado en libertad.

Lo que generó todo esta rabia que se desató en las afueras del establecimiento, fue el presunto abuso sexual que el profesor de música del colegio habría cometido contra sus alumnas, de 7, 8 y 10 años.

De acuerdo a información entregada por Carabineros los hechos habrían tenido lugar en el recinto y habrían sido revelados por una psicóloga quien fue la primera quien efectuó la contención de las supuestas víctimas, las que acusaron que el docente “habría realizado tocaciones a la altura de espalda, piernas y glúteos, además de grabaciones por debajo de la vestimenta a tres menores de edad”.

Pese a que esto se conoció durante la mañana, el llamado a la policía tuvo lugar horas después, a eso de las 15:00 horas, lo que indignó a los apoderados acusando, incluso un posible encubrimiento, por parte de la dirección del colegio.

“Encuentro una vergüenza lo que hicieron ayer (el jueves) porque supieron lo que estaba pasando y nadie nos avisó. Esto se supo por rumores entre apoderados. Ni siquiera a las familias les avisaron y al tipo lo tenían escondido”, expresó Ginger Guerrero, una de las manifestantes que llegó al establecimiento de Las Compañías, quien junto a las demás apoderados también pusieron el acento en “la indiferencia” con que habrían tratado el tema en el recinto.

“La directora, después que ya había pasado todo, llamó a una asamblea e incluso se burló de lo que había pasado diciendo que no la grabáramos porque no se había maquillado. Claramente le intentó bajar el perfil a lo que pasó”, sostuvo Marcelo Ramírez, quien también, con globos negros en sus manos exigía explicaciones.

EN LA FISCALÍA

Pero antes de la manifestación del mediodía, este caso generaba movimiento en el Ministerio Público ya desde las 08:30 de la mañana, cuando los padres de las víctimas junto a las pequeñas, concurrieron hasta la Fiscalía donde se suponía prestarían declaración, pero, según se supo después, sólo fueron informados del procedimiento y de los pasos a seguir en la investigación.

Fue ahí donde un equipo de diario El Día, tuvo la oportunidad de conversar por primera vez con uno de los afectados, Marcelo Barahona, padre de dos de la menores presuntamente abusadas.  

Relató que desde que se enteró de lo ocurrido, cuando se encontraba en Santiago en busca de trabajo ya que se encuentra desempleado, ha vivido un calvario. “Estaba almorzando cuando me llamaron por teléfono del colegio para que me presentara urgente, pero no me dieron motivos. Como yo no podía ir en ese momento, llamé a mi esposa y ella ya iba en camino”, aseguró el padre.

Pero la madre no se había enterado de la situación por aviso del establecimiento. Habían sido otras apoderadas las que la alertaron, y horas después de ocurridos los hechos. “Conmigo se pusieron en contacto casi a las 14:00 horas y esto pasó alrededor de las 11:00 de la mañana”, precisó el afectado, quien no entiende por qué se produjo esa demora. “Es más, cuando mi esposa llegó a buscarlas, no la dejaron verlas de inmediato, sino que las tuvieron como una hora más en una sala con una psicóloga creo”, agregó.

Según Marcelo, fue recién cuando llegó personal policial que su esposa y la otra apoderada pudieron reunirse con sus hijas. “La verdad uno ve estas cosas por la televisión, pero cuando te ocurre a ti es terrible, no se puede dimensionar. Yo llegué acá, y pensé mil cosas, pero afortunadamente pude mantener la calma y ahora esperamos que la justicia actúe”, expresó un afectado Barahona.

SITUACIONES EN DOS DÍAS

El padre sostuvo que han intentado no tratar el tema demasiado con sus hijas, pero lo que han podido señalarles es que los hechos no habrían ocurrido el mismo día. La mayor de 10 años, habría sido abusada el día miércoles después de una clase de música, que, “sospechosamente”, siempre se extendía.

“A mí siempre me llamó la atención que ella no saliera de la clase cuando terminaba, sino que se demoraba. Bueno, ahora hago la relación entre estas cosas. Lo que me contó ella es que este tipo, después de una de estas clases la abrazó y le tocó los senos, y ella no quiso decir nada porque el profesor la asustó diciéndole que si hablaba se iban a burlar de ella”, contó el padre.

Y es al día siguiente cuando sucede la situación de su otra hija, la menor y su compañera. Ambas, habían faltado a clases hace unos días por lo que debieron acudir a dar una prueba con este docente quedando solos en la sala de clases.

“Estando ahí, por lo que me cuentan, este tipo las arrinconó y ahí ellas reaccionaron y el sujeto les levanta la falda y les pone el teléfono y ahí el tipo les pone el teléfono. Ahí mi hija de inmediato fue donde la inspectora, y empezaron a investigar toda la situación que se generó ayer”, expresó el apoderado, quien más tarde también llegó a la manifestación y se reunió con la directora.

En declaraciones posteriores a este encuentro, manifestó que básicamente, la directora les había pedido disculpas a él y a su esposa por lo ocurrido, y que les manifestó que el hombre fue desvinculado de inmediato del colegio, además de decirles que sí se habían seguido los protocolos, algo que está por verse ya que la Superintendencia de Educación también se hizo parte e investiga si se aplicó la normativa correspondiente en estos casos.

SITUACIÓN JUDICIAL

Durante la noche del jueves y la mañana de ayer la situación judicial del sujeto detenido por Carabineros era toda una incógnita. Se especulaba con que pasaría a control de detención, pero desde el Poder Judicial informaron que no estaba contemplado.

¿Qué pasaría entonces con el abusador? Consultamos en la Brigada de Delitos Sexuales y Menores de la PDI, pero, si bien se había dicho que el Ministerio Público les había dado la instrucción de investigar, sólo se trataba de una instrucción particular, de tomarle declaración al acusado y a otros supuestos testigos de los hechos.

La jefa de la Defensoría Penal Pública, Inés Rojas, indicó que tampoco habían recibido ninguna causa relacionada con este sujeto para prestarle defensa. La duda persistió y la única entidad que podía despejarla era el Propio Ministerio Público.

Tras varios intentos, logramos comunicarnos con el fiscal que tomó el caso, Nicolás Nicoreano quien explicó que, en definitiva, el individuo había quedado en libertad. Las razones fueron que no se contaban con los antecedentes suficientes y no se cumplían los requisitos para acreditar una flagrancia.

“Hasta el momento no tenemos elementos como el vídeo del que se habló, por lo mismo, como carecíamos de esa evidencia tenemos que recopilarla todavía. De todas formas, el proceso sigue. Para este lunes están citadas para una entrevista video grabada las tres víctimas, tenemos que periciar el celular del sujeto, quien por lo pronto quedó libre, pero bajo apercibimiento del artículo 26 a la espera de citación”, informó el persecutor.

SUPERINTENDENCIA SE HACE PARTE

Más allá de lo policial, según indicó el director regional de la superintendencia de Educación Julián González, aquí también se tiene que verificar si se siguieron los protocolos establecidos para estas situaciones. “Nosotros ingresamos una denuncia de oficio, y ahora hay una investigación reservada al respecto, para ver si se transgredió la normativa educativa. Ahora existen plazos que se tienen que cumplir porque hay muchas aristas”, precisó.

ACUSADO ALEGA INOCENCIA

Contamos a la esposa del acusado quien manifestó que su cónyuge era inocente pero que  “no queremos dar ninguna declaración. Ayer hablaron pestes de mi marido. No se dan cuenta que tenemos dos hijas esto es un daño enorme e irreparable”, consignó la mujer.

Cabe señalar que el presente artículo hace alusión a un proceso legal en curso, por lo que la única verdad acerca de los hechos descritos, bajo la presunción de inocencia, será determinada por un juez de la república en los tribunales de justicia si la investigación finalmente es formalizada.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X